persona haciendo la declaración de la renta
Reduce tus impuestos

Declaración de la Renta. Todo lo que debes saber

abril 4, 2022 7 min 238 veces compartido

Con la llegada de abril, vuelve, un año más la campaña de la renta. Todos los residentes en España que hayan obtenido ingresos en un año natural deben hacer la declaración de la renta. Rendir cuentas con la Agencia Tributaria tiene sus plazos y puede hacerse de varias maneras.

Ha llegado el momento de poner en perspectiva las ganancias o pérdidas que hayamos obtenido durante el pasado año, de saber si la declaración nos va a salir a pagar o a devolver y de conocer, también, qué impuestos debemos pagar por nuestras inversiones.

Fechas y plazos para presentar la declaración de la renta

El 6 de abril y el 30 de junio marcan las fechas de inicio y final oficiales para la declaración de la renta en 2022. Si se efectúa domiciliación bancaria del pago, el plazo finaliza el 27 de junio de 2022. Si uno presenta la declaración de la Renta fuera de plazo deberá atenerse a la sanción correspondiente por parte de Hacienda.

Cómo se hace la declaración de la renta

Existen diferentes maneras de hacer la declaración de la renta. Se puede optar por la vía presencial o bien realizar los trámites online, a través de Renta Web o la app de la Agencia Tributaria. En este punto es importante saber cómo se solicita cita previa y cómo acceder al borrador para poder presentar las cuentas al fisco. Es importante asesorarse bien antes de dar cualquier paso dado que en función de cómo hagamos la declaración – conjunta o por separado, por ejemplo – el resultado a pagar puede variar notablemente.

¿Qué novedades hay este año?

Cada año se incorporan novedades en la declaración de la renta a tener en cuenta a la hora de presentarla. Deducciones, reducciones, exenciones, ayudas… El contribuyente debe estar atento porque es posible que pueda acogerse a alguna de las nuevas medidas y rebajar su factura fiscal.

¿Qué hay de nuevo en 2021?

Se ha incluido un sexto tramo en la escala de gravamen que se aplica a la base liquidable general. Con la aprobación de los Presupuestos Generales del Estado de 2021, se incluyó un tramo que afecta a las rentas superiores a los 300.000 euros y a las que se les aplica un tipo general del 47%. El esquema queda así:

  • 19% hasta 12.450 euros.
  • 24% entre 12.450 euros y 20.200 euros.
  • 30% entre de 20.200 euros hasta 35.200 euros.
  • 37% entre 35.200 euros y 60.000 euros.
  • 45% entre 60.000 euros hasta 300.000 euros.
  • 47% a partir de 300.000 euros.

Recordar que el IRPF es un impuesto de carácter progresivo, por lo que se aplican los tipos por tramo a cada cantidad incluida en el tramo.

En cuanto al ahorro, se incrementa en tres puntos la tributación de las rentas de capital y de ahorro a partir de los 200.000 euros, que tributarán al 26%. Queda así:

  • 19% hasta 6.000 euros.
  • 21% entre 6.000 y 50.000 euros.
  • 23% entre de 50.000 euros y 200.000 euros.
  • 26% a partir de 200.000 euros

En 2021 hubo una reducción de las desgravaciones de planes de pensiones privados individuales a 2.000 euros como aportación máxima, mientras que se elevó el límite conjunto de reducción (partícipe y empresa) de 8.000 a 10.000 euros en los planes de empresa.

Destacar que para este año fiscal (2022), las aportaciones personales a planes de pensiones han sufrido una nueva reducción y no podrán superar los 1.500 euros anuales.

Autónomos y declaración de la renta

Los trabajadores por cuenta propia como aquellos por cuenta ajena deben presentar la declaración de la renta en los plazos fijados por Hacienda. Sin embargo, los autónomos cuentan con otras maneras de tramitar sus impuestos con la Agencia Tributaria diferentes a las de un asalariado. Es importante conocer bien los detalles sobre el IRPF para los autónomos para no cometer errores que pueden acarrear sanción por parte de la Administración.

Si estoy jubilado, ¿tengo que hacer la declaración de la renta?

La respuesta es sí. Ahora bien, sólo tendrán que presentarla aquellos jubilados cuyos ingresos sean superiores a los 22.000 euros anuales. Si no se llega a ese umbral no es necesario hacer la declaración de la renta para jubilados. Asimismo, existen una serie de excepciones a la norma que conviene conocer, como que si los rendimientos del capital mobiliario (inversiones) es inferior a 1.500 euros al año no es preciso rendir cuentas por ello con la Agencia Tributaria.

Las retenciones en las pensiones de jubilación en España varían según los ingresos. Por ejemplo, en el caso de las pensiones que no alcancen los 12.000 euros al año las retenciones son inferiores al 1%. A partir de esa cantidad, las retenciones se incrementan por tramos y van pasando desde el 2,61% (tramo entre 12.001 y 18.000 euros anuales) al 8,70% (tramo entre 18.001 y 24.000 euros anuales), 11,83% (tramo entre 24.001 y 30.000 euros anuales) y 15,59% (para el tramo superior a los 30.000 euros anuales).

Declarar a Hacienda el ahorro para el futuro

Los productos de ahorro deben declararse a Hacienda. En función de cuál sea la herramienta que se utiliza computarán de un modo u otro para Hacienda, modificando el tratamiento fiscal que puedan tener.

  • Planes de pensiones: hay ventajas fiscales para los planes de pensiones que ayudan a que disminuyan los rendimientos por los que se tributa. El año que dejamos atrás hubo una reducción de las desgravaciones de planes de pensiones privados individuales a 2.000 euros como aportación máxima, mientras que se elevó el límite conjunto de reducción (partícipe y empresa) de 8.000 a 10.000 euros en los planes de empresa. Así, para la declaración de la renta 2021, el límite financiero, que es la cantidad máxima a aportar, era de 2.000 euros anuales. Para la declaración de la renta que hagamos el año que viene hay que tener en cuenta que la cuantía máxima a deducir en las aportaciones a planes de pensiones individuales se reduce a 1.500 euros, mientras que se eleva la cantidad máxima para los planes de empleo, que tienen un límite de 8.500 euros. Así, entre ambas, la aportación total de 2022 se quedaría en 10.000 euros anuales.
  • Fondos de inversión: forman parte de la base de ahorro y cuentan como pérdida o ganancia patrimonial. De este modo, si se venden se paga por las ganancias obtenidas. Existen deducciones que se pueden aplicar al declarar los fondos de inversión en la declaración de la renta.
  • PPA: Las aportaciones a los Planes de Previsiones Asegurados también rebajan la base por la que se tributa. Cuando se rescata cuenta como rendimientos del trabajo y debe pagarse IRPF. En este otro post te contamos todo sobre como respondes ante Hacienda si tienes un PPA.

Más información:

Las once novedades en la declaración de la Renta

¿Cómo acceder y realizar trámites en la sede electrónica de la Seguridad Social?

Temas relacionados