tramos irpf 2021
Reduce tus impuestos

¿Cuáles son los distintos tramos del IRPF en 2022?

Septiembre 20, 2022 6 min 127 veces compartido

El Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas (IRPF) es un impuesto personal que aplica Hacienda a los ingresos obtenidos anualmente. Es una de las variables que cambia cada año en los Presupuestos Generales del Estado y se determina en los tramos del IRPF. A la hora de hacer nuestra Declaración de la Renta, es un impuesto que no debemos perder de vista.

El IRPF es un impuesto progresivo porque funciona por tramos, lo cual quiere decir que aumenta según los ingresos: a más altos, más elevada es la contribución. Para eso se especifican los tramos de este impuesto en cada publicación de los Presupuestos Generales, y cada tramo marca la cantidad que debes pagar en tu próxima Declaración de la Renta. Si quieres saber cómo funcionan, qué cambios hay en los tramos del IRPF para 2022, las exenciones y cómo calcular cuánto pagarás de IRPF en 2022, sigue leyendo. ¡Te lo contamos todo en este post!

Los cambios en los tramos del IRPF para 2022

Para calcular qué cantidad de nuestros ingresos debemos pagarle a Hacienda, existen los llamados tramos del IRPF. Para cada tramo se paga un porcentaje distinto de nuestro salario. Hay que tener en cuenta que estas cantidades se aplican a la Declaración de la Renta del ejercicio anterior, es decir, del 2021.

El IRPF tiene en cuenta los siguientes conceptos: 

  • La base imponible: es la cantidad sobre la que se aplican las deducciones (depende de las Comunidades Autónomas).
  • La base liquidable: es el resultado de aplicar las reducciones del IRPF en la base imponible.

Los tramos del IRPF en 2022 han cambiado este año sobre todo para las rentas más altas, para las que han subido los impuestos, unos 36.000 contribuyentes, el 0,17% del total en España. Para las rentas a partir de los 300.000 euros, las contribuciones suben dos puntos. Para las de más de 200.000 euros, las contribuciones suben tres puntos.

Las tablas del IRPF en 2022

Los tramos del IRPF para 2022 quedan así, según los ingresos anuales:

  • Hasta 12.450 euros: 19%
  • De 12.450 euros hasta 20.200 euros: 24%
  • De 20.200 euros hasta 35.200 euros: 30% 
  • De 35.200 euros hasta 60.000 euros: 37% 
  • De 60.000 euros hasta 300.000 euros: 45% 
  • Más de 300.000 euros: 47%

Cada porcentaje se divide en dos partes: lo que cobra el Gobierno de la comunidad autónoma donde resides y lo que va directamente al Gobierno de España. El IRPF es estatal, pero las comunidades autónomas se llevan el 50% de la recaudación. 

La Región de Murcia ha reducido los tipos aplicables a todos los tramos y Andalucía los ha recortado para las bases imponibles a partir de los 28.000 euros. La Comunidad Valenciana los ha subido para las rentas por encima de los 140.000 euros de base imponible. 

Para el resto de comunidades, las tablas se mantienen sin cambios con respecto al año pasado. 

Rentas exentas

Existen algunas rentas que, aunque deban declararse, están exentas de pagar el IRPF:

  • Baja por maternidad
  • Indemnización por despido
  • Becas públicas
  • Indemnizaciones de seguros por accidentes
  • Premios de loterías, apuestas y sorteos
  • Pensión de alimentos a favor de los hijos
  • Prestaciones por incapacidad y gran invalidez
  • Prestaciones por incapacidad permanente
  • Trabajos realizados en el extranjero (hasta los 60.100 €)
  • Dietas y trabajo en especie
  • Rentas de personas con discapacidad
  • Algunos premios literarios
  • Ayudas para deportistas de alto nivel
  • Planes de Ahorro a Largo Plazo
  • PIAS rescatados en forma de renta vitalicia

¿Qué son los tramos de ahorro?

Existen retenciones para la renta de trabajo, pero también para la renta de ahorro. Los tramos de ahorro son el tipo de impuesto que se aplica sobre la cantidad que tengas ahorrada. Dependen de la base liquidable y la cuota íntegra (el resultado de aplicar las retenciones del IRPF correspondientes a la base liquidable). Para 2022, la tabla de los tramos de ahorro queda de la siguiente manera:

  • Hasta 6.000 euros: 19%
  • Desde 6.000 euros hasta 49.999 euros: 21%
  • Desde 50.000 euros hasta 199.999 euros: 23%
  • Más de 200.000 euros: 26%

A la cifra resultante hay que añadirle las posibles deducciones (generales y autonómicas) para conocer la cantidad total a pagar.

¿Cómo calcular cuánto vas a pagar de IRPF en 2022?

Las retenciones del IRPF las estima Hacienda con un cálculo en el que tiene en cuenta distintas variables: la edad del contribuyente, su situación familiar, laboral y su sueldo. El empleador va quitando estas retenciones del sueldo mensual del trabajador. Si al final del ejercicio (es decir, del año fiscal) estos cálculos no eran correctos, se ajustan en la Declaración de la Renta. Por lo que puede salir a devolver o a pagar. 

Como ya hemos comentado, para calcular el IRPF se tienen en cuenta la base imponible y la base liquidable. Estos son los pasos que debes seguir para calcular la cantidad exacta que debes pagar a la Agencia Tributaria:

  • Comienza sumando todo lo que has ganado (pagas extra incluidas) antes de que tu empleador te quite las retenciones.
  • A esta cifra anterior, debes restarle el mínimo por contribuyente y el individual. Incluye las deducciones y reducciones (hijos, personas mayores a tu cargo, etcétera) y calcula tu base imponible (a partir de la cual te van a cobrar el tipo correspondiente).
  • A esta cifra debes aplicarle el tipo que te corresponda. Es decir, un 19% a los primeros 12.500 euros, un 24% de 12.450 euros hasta 20.200 euros… Y así sucesivamente. 

Recapitulando

En definitiva, el IRPF es un impuesto progresivo y funciona por tramos. Estos tramos tienen en cuenta los ingresos anuales del trabajador, y a mayor renta, más porcentaje de IRPF debemos pagar. 

Este impuesto se nos retiene mes a mes mediante un cálculo que realiza Hacienda. Si cuando hacemos la Declaración de la Renta, ese cálculo no se corresponde exactamente con la realidad, los pagos se ajustan. Puede que debas pagar más de lo que has aportado, o puede que hayas aportado demasiado y Hacienda tenga que devolverte dinero.

Para calcular el IRPF que tienes que pagar, se tendrá en cuenta la base imponible, la cantidad sobre la que se aplica este impuesto, y la base liquidable, el resultado de aplicar las reducciones del IRPF en la base imponible.

Temas relacionados