Seguro de vida
Protégete a ti y a los tuyos

¿Qué es un seguro de vida? Coberturas, tipos, fiscalidad y mucho más

Julio 5, 2023 8 min 909 veces compartido

Cada vez es más habitual escuchar a nuestros amigos, vecinos o compañeros de trabajo hablar de “hacerse” un seguro de vida. La principal razón es la de proteger a los familiares ante el supuesto fallecimiento del tomador del seguro, la persona que paga la prima, o también en caso de sufrir algún tipo de invalidez. 

Aunque es cierto que cada vez es más habitual contratar un seguro de vida, todavía existen muchas personas que no conocen en profundidad cómo funciona. Por ello, en el siguiente artículo te detallamos los principales puntos que todo consumidor debe tener en cuenta. Te contamos qué es un seguro de vida, qué tipos de coberturas hay y cómo funcionan. ¿Empezamos?

¿Qué es un seguro de vida y cómo funciona?

Un seguro de vida es un producto que garantiza un respaldo económico para los beneficiarios designados ante situaciones inesperadas, como el fallecimiento o la incapacidad del asegurado. Al adquirir un seguro de vida, nos brinda la posibilidad de asegurar un futuro incierto para aquellos que podrían quedar desamparados en nuestra ausencia tanto hijos, parejas o padres como nosotros mismos en caso de invalidez.

Pese a que su principal función es asegurar un capital a los beneficiarios en caso de muerte del asegurado, un seguro de vida va más allá de una simple garantía de indemnización en caso de deceso. Un seguro de vida se puede contratar por varias razones. Su uso es aplicable al ahorro a largo plazo, convirtiéndose en un instrumento muy útil para preparar la jubilación. Además, cuenta con interesantes ventajas fiscales.

Tipos de seguro de vida

La contratación del seguro de vida lleva años creciendo desde que empezó a instaurarse de forma generalizada en España a mediados de los años ochenta del siglo pasado. Es importante conocer qué tipos de seguro de vida existen para decidir cuál nos conviene más. Los seguros de vida se dividen en dos grandes tipos: los de vida ahorro y los de vida riesgo. Veamos con más detalle cómo funciona cada uno de ellos.

Seguros de vida ahorro

Los seguros de vida ahorro son los seguros de vida que garantizan un capital cuando termina el contrato y que mejor funcionan si se quiere ahorrar para el futuro. Los principales son:

  • Planes de Previsión Asegurados (PPA).
  • Seguros Individuales de Ahorro a Largo Plazo (SIALP).
  • Planes Individuales de Ahorro Sistemático (PIAS).
  • Reinversión de la venta de un activo en rentas vitalicias.
  • Unit Linked.
  • Producto con participación en beneficios.
  • Seguro de capital garantizado.

Seguros de vida riesgo

Se trata de los seguros de vida mediante los cuales los beneficiarios reciben un dinero si se produce el fallecimiento o invalidez del asegurado. Los hay de dos tipos:

  • Vida entera.
  • Vida temporal.
icon calculator
Calcula el precio de tu seguro
Solicita la llamada de un especialista
¿Te llamamos?
O llama al 900101222

Calcula el precio de tu seguro

¿Te llamamos?

Coberturas del seguro de vida

Ahora que ya sabemos qué es un seguro de vida y cuáles son los diferentes tipos, veamos con más detalle las coberturas del seguro de vida. Este producto puede ofrecer diferentes coberturas, dependiendo de la póliza y las opciones elegidas por el asegurado. Por una parte, puede cubrir en forma de capital la muerte del asegurado, que normalmente suele ser un familiar. En este caso estaría actuando como seguro de decesos

Por otra parte, también puede cubrir elementos extra como enfermedad grave conocida, incapacidad permanente o grave, y accidente de tráfico. A continuación, podremos ver las coberturas de los seguros de vida con más detalle:

  • Cobertura por fallecimiento: esta es la cobertura principal de un seguro de vida. En caso de que el asegurado fallezca durante el período de vigencia de la póliza, los beneficiarios designados reciben una suma de dinero.
  • Cobertura por invalidez total: en este caso, la cobertura brinda protección al asegurado cuando este sufre una discapacidad total y permanente que le impide trabajar. 
  • Cobertura por enfermedades graves: Algunos seguros de vida ofrecen cobertura adicional para enfermedades graves específicas, como cáncer, accidente cerebrovascular, infarto de miocardio, entre otras. Si el asegurado es diagnosticado con una enfermedad grave cubierta por la póliza, se le pagará una suma asegurada.

Sin embargo, existen ciertas limitaciones en las coberturas de los seguros de vida, como podrían ser la carencia temporal por imprevistos, deportes de riesgo y enfermedades graves no informadas en el momento de la contratación del mismo.

Tributación y fiscalidad del seguro de vida

El seguro de vida tributa en el Impuesto de la Renta de las Personas Físicas (IRPF) o en el Impuesto de Sucesiones y Donaciones en función de cómo figura el contribuyente en el contrato. Existen estos tres perfiles:

  • Tomador.
  • Asegurado.
  • Beneficiario.

En el seguro de vida ahorro, el tomador suele contratar un Plan Individual de Ahorro Sistemático (PIAS). El objetivo es ahorrar y, al cabo del tiempo, rescatar el dinero en forma de renta vitalicia. Fiscalmente es más beneficioso ir cobrando poco a poco que sacar todo el dinero de golpe.

En el de vida riesgo es el beneficiario el que recibe una determinada cantidad de dinero cuando el tomador fallece. Existen reducciones si el beneficiario es el cónyuge o un ascendiente o descendiente. Se tributa en el Impuesto de Sucesiones y/o Donaciones en función de quién aparezca como asegurado.

Por otro lado, cabe recordar que los autónomos, siempre que coincida en la póliza que son el mismo tomador y beneficiario, pueden desgravarse hasta 500 euros al año en primas en su seguro de vida. En el caso de los que paguen una hipoteca, y esta esté formalizada antes del 1 de enero de 2013, también es posible desgravarse el seguro de vida ligado al préstamo. 

Por último, en los Planes de Previsión Asegurados (PPA), un híbrido entre el seguro de vida ahorro y el de vida riesgo, es posible deducirse hasta 2.000 euros al año o el 30 % de los rendimientos netos del trabajo en la declaración.

Factores que encarecen el seguro de vida

Existen ciertos factores que encarecen un seguro de vida y provocan un aumento de la prima que se paga cuando se contrata uno. Las personas que suponen mayor riesgo para las aseguradoras son los fumadores, los obesos y aquellos que padezcan una enfermedad crónica.

  1. Fumadores: aquí entra todo tipo de tabaco y se tienen en cuenta generalmente los últimos cinco años sin nicotina.
  2. Obesidad: para una aseguradora, una persona es obesa cuando su índice de masa corporal (IMC) es superior a 30. El encarecimiento de la póliza puede llegar al 40% en comparación con una prima de un seguro normal.
  3. Enfermedad crónica: el asegurado está obligado a decir la verdad sobre su estado de salud. Cáncer o diabetes son dos de las enfermedades sobre las que se debe dar cuenta a la aseguradora cuando se contrata una póliza.

¿Puedo hacerme un seguro de vida si soy mayor de 50 años?

Los seguros de vida para mayores de 50 años son posibles con una previa revisión médica. El progresivo envejecimiento de la población ha dado paso a una nueva manera de entender el seguro de vida. Ahora, a los 50 años, la posibilidad de contratar este instrumento se ha ampliado. Si bien es cierto que el factor edad o las cargas familiares o económicas encarecen el precio de la prima, hoy las posibilidades son mucho mayores una vez se supera el medio siglo.

Seguros de vida colectivos

Un seguro de vida colectivo cubre individualmente a un grupo de personas. Este tipo de instrumento se contrata a través de empresas, sindicatos, instituciones o colegios profesionales y puede suponer hasta un ahorro del 20% en la prima individual que se paga, aunque todo depende de las coberturas que se contraten. Cuenta con otras ventajas, como coberturas más amplias que un seguro de vida individual o la exención de un examen médico, entre otras.

Recapitulando

Cada vez son más las personas que deciden contratar un seguro de vida. Como hemos visto, su principal objetivo es proteger a los familiares en caso de fallecimiento o invalidez del asegurado. Aun así también puede utilizarse como una herramienta de ahorro a largo plazo, cómo prepararte para la jubilación, por ejemplo. Además, ofrece ventajas fiscales y una amplia variedad de coberturas, como enfermedades graves, incapacidad permanente y accidentes. 

En resumen, es fundamental conocer los aspectos clave de un seguro de vida para tomar decisiones informadas y asegurar la protección financiera adecuada para nosotros mismos y nuestros seres queridos.

Simuladores y calculadoras

Calcula tu próxima etapa con Ruta67

Si te planteas cuánto podrías ahorrar con tus ingresos o qué plan de pensiones encaja contigo, incluso si buscas visualizar tu futuro, te lo ponemos fácil con nuestros simuladores y calculadoras que te ayudarán a afrontar tu próxima etapa con Ruta67.