jubilación parcial para autónomos
Asegura tu jubilación

Cómo acceder a la jubilación parcial si eres autónomo

Diciembre 26, 2022 5 min 60 veces compartido

El colectivo llevaba años pidiéndolo y, por fin, con la reforma de las pensiones de 2013, los trabajadores por cuenta propia pueden acceder a la jubilación parcial para autónomos. Este nuevo beneficio los equipara a los trabajadores del Régimen General pero, al ser tan reciente, muchos aspectos pueden no estar claros. Es una opción que sirve a muchos autónomos para compensar su pensión de jubilación en el caso de que fuera más baja de lo que esperaban. 

Como sabemos que esta nueva modalidad puede resultar confusa, hemos recopilado en este post toda la información necesaria, las ventajas y los requisitos para acceder a la jubilación parcial para autónomos. ¡Sigue leyendo para conocer todos los detalles!

¿Qué es la jubilación parcial para autónomos?

Los autónomos son una parte muy importante del mundo laboral en nuestro país y, sin embargo, opciones como la jubilación parcial o la jubilación anticipada han tardado años en regularizarse. 

A pesar de su importancia y tal como se desvelaba en “Emprende tu Jubilación. Estudio para pymes y autónomos”, elaborado por la Universidad de Barcelona y VidaCaixa, un 78% de autónomos se sienten más vulnerables a la hora de acceder a una jubilación digna que los trabajadores del Régimen General. La mayoría asumen que su pensión no será suficiente para mantener su actual nivel de vida.

Una buena forma de compensar la pensión es acceder a la jubilación parcial para autónomos, que permite a estos trabajadores compaginar el 50% de la prestación con una actividad profesional de forma parcial. Así, pueden seguir cotizando durante más años para acceder a una pensión más elevada cuando se jubilen. 

Una vez el trabajador se retira por completo de la vida laboral, accede al 100% de la pensión por jubilación que le corresponda. 

Lee también: Tres claves para cobrar una pensión más alta siendo autónomo

Jubilación parcial para autónomos: requisitos

Al igual que los trabajadores del Régimen General, los autónomos deben reunir una serie de condiciones muy específicas para acogerse a este tipo de jubilación. Es una forma más de retrasar la edad de jubilación lo máximo posible, por lo que es una ventaja para el sistema de pensiones. Para acceder a la jubilación parcial, los autónomos deben cumplir estos requisitos:

  • Haber alcanzado la edad legal de jubilación, que en 2022 es de 66 años y dos meses (y aumentará cada año hasta llegar a los 67 en 2027).
  • Haber trabajado los años necesarios para cobrar el 100% de la pensión.
  • No haberse acogido antes a una jubilación anticipada.

Durante ese tiempo de jubilación parcial, el autónomo cotizará a la Seguridad Social el 8% de su base de cotización, es decir, su remuneración mensual bruta.

La jubilación parcial para los autónomos societarios

Los autónomos societarios son trabajadores autónomos que han constituido una sociedad mercantil, es decir, una empresa. Este tipo de autónomos presentan algunas diferencias respecto a los demás, las personas físicas, sobre todo para acceder a prestaciones, aunque no en el caso de la jubilación parcial para los autónomos societarios.

Entre otros inconvenientes a los que se enfrentan, estos autónomos no pueden cobrar el 100% de la pensión mientras sigan trabajando a través de la jubilación activa. Sin embargo, con respecto a la jubilación parcial, los autónomos societarios no tendrían ningún problema, ya que sí pueden acceder a ese 50% de la pensión manteniendo su actividad laboral de manera parcial. 

Ampliar la etapa laboral con la jubilación parcial para los autónomos

Para Camilo Abiétar, presidente de la Federación de Organizaciones de Profesionales, Autónomos y Emprendedores (OPA), los autónomos suelen tardar más que el resto de colectivos en jubilarse: “Existe un importante número de autónomos que deciden ampliar su etapa laboral para seguir cotizando, aunque sea de manera parcial, con el fin de poder compensar y mejorar la pensión que van a obtener en el futuro”.

La mayoría de los autónomos llegan a la edad de retiro habiendo cotizado por pensiones mínimas, así que la posibilidad de que puedan cobrar pensión y trabajar al mismo tiempo permite compensar económicamente la prestación. “Algo más del 80% de los autónomos cotizan por el mínimo posible. Si bien es cierto que durante un periodo determinado eso les puede favorecer si están atravesando dificultades económicas, a la larga una menor cotización repercute también en una menor pensión en el futuro”, apunta Abiétar. Desde su asociación trabajan para concienciar a estos trabajadores de las ventajas de incrementar su base de cotización para garantizar una mayor protección social.

Jubilación parcial para autónomos: conclusiones

En definitiva, la jubilación parcial para autónomos puede ser una opción muy beneficiosa. Y es que muchos trabajadores por cuenta propia deciden hacer las aportaciones mínimas durante los años cotizados necesarios para acceder a esta modalidad de jubilación. 

Una buena forma de mantener el nivel de vida durante la jubilación puede ser combinar el cobro del 50% de la pensión con el empleo a tiempo parcial y así seguir cotizando durante más años.

Además, desde las asociaciones y colectivos del sector insisten en que la aplicación de la jubilación parcial para autónomos es una buena manera de regularizar tareas opacas que complementan el cobro de pensiones mínimas en estos casos, algo muy beneficioso para la recaudación fiscal.

Temas relacionados
¿Tienes alguna duda?
  1. ¿Con la nueva LGSS no se ha modificado este extremo? Ningún articulo prevé (y especialmente el art 215 LGSS) que los autónomos tengan derecho a la jubilación parcial.

    1. Hola Clara. Tal como comentamos en este post, tras la ley introducida el 1 de abril de 2013, la jubilación parcial para autónomos permite a los trabajadores compaginar el retiro cotizado con una actividad profesional.

    1. Hola Asun,

      La jubilación parcial permite realizar una actividad laboral a tiempo completo o parcial y, a la vez, cobrar el 50% de la pensión cotizada, dejando el cobro total de pensión al momento en el que se cesa definitivamente toda actividad laboral.
      Para poder cobrar la jubilación parcial se exige haber alcanzado la edad mínima de jubilación ordinaria (65 en este momento y 67 años a partir de 2027) y haber trabajado el tiempo necesario para cobrar el 100% de la pensión, es decir, no haberse acogido a ninguna bonificación o anticipación anterior. Si este es tu caso, a los 65 años para poder acogerte a esta modalidad.