ayudas autónomos
Reduce tus impuestos

Ayudas para autónomos 2021

Marzo 19, 2021 5 min

En este año tan duro para la economía, el Gobierno y las asociaciones que representan al autoempleo han aprobado una serie de ayudas a autónomos. El paquete inicial que se puso en marcha para paliar los efectos de la crisis del coronavirus se ha prorrogado por ahora hasta el 31 de mayo. A decir verdad, la hecatombe económica está afectando al sector de manera desproporcionada.

Se trata de un colectivo con menos capital de reserva y menos acceso a los grandes planes de rescate que las empresas grandes. Por ello, este colectivo necesita flexibilidad. Esto incluye condiciones más sencillas para poder optar a las prestaciones extraordinarias por cese de la actividad. Además, se va a aplazar la subida de cuotas que había de suponer entre 3 y 12 euros de alza cada mes.

Algunos contratiempos

Sin embargo, no todo son buenas noticias y ayudas para autónomos en 2021, ya que también hay algunas medidas que harán mella. Se trata de la negativa de la Agencia Tributaria de reconocer los gastos de casa, derivados del teletrabajo, como deducibles. Las asociaciones del sector argumentaban que se producía un gasto extraordinario de luz o internet, por ejemplo, por el hecho de trabajar en el domicilio.

Objetivo de las ayudas a autónomos: la flexibilización del cese

Como ya hemos ido adelantando, se trata de la medida estrella que está en el punto de mira de las asociaciones de autónomos. Tras el acuerdo con el Gobierno, parece que por ahora muchos autónomos podrán respirar tranquilos. Una de las condiciones que facilitará que esta prestación llegue a más trabajadores será la supresión de la cláusula marzo-junio.

Este detalle matizaba que, para beneficiarse de las ayudas en adelante, la persona debía haber sido beneficiario anteriormente, entre marzo y junio de 2020. Se entendía que así se ayudaba a aquellas empresas genuinamente afectadas por la parte más dura de la crisis.Sin embargo, los efectos de la pandemia se siguen notando y la economía aún no parece sacar la cabeza, por lo que se ha ampliado el criterio de inclusión. Ahora, cualquier autónomo que esté en condiciones de necesitar esta ayuda y cumpla los requisitos, puede acceder a ella, aunque anteriormente no la haya necesitado o no la haya solicitado.

Otras ventajas

Entre las medidas aprobadas para ayudar al sector del autoempleo, se ha suspendido la subida en las cuotas que se preveía para este 2021. También se han quitado algunas trabas que evitaban que los autónomos de temporada pudieran acceder a las ayudas.

Estas prestaciones ya no se entregarán solo a aquellos que hayan visto mermada su actividad en un 75%, sino que a partir de un 50% ya están cualificados para solicitarlas. La ayuda para estos casos contempla una bonificación del 100% de las cuotas, entendiendo que, debido a las limitaciones de aforo y horario, muchas empresas y emprendedores tienen dificultades para conseguir un margen de beneficio.

En total, el número de autoempleados que podrán beneficiarse de estas medidas asciende hasta los 700.000 o, lo que es lo mismo, cuatro veces más de los que lo hacen actualmente.

¿En qué casos se puede acceder al cese de actividad?

En este nuevo decreto aparecen cuatro casos a los que podrás acogerte como autónomo para solicitar el cese de actividad extraordinario. Los que sufran una suspensión temporal de la actividad a consecuencia de una resolución gubernamental, tendrán un descuento del 50% en la prestación de la base mínima que les corresponda. También este autónomo estará exento de pagar la cuota del RETA.

Para aquellos trabajadores que no han tenido que cerrar negocios, sino restringir sus servicios, la prestación será del 50% de la base. Para acceder a ella tendrán que acreditar que en el primer semestre de 2021 tienen unos ingresos netos inferiores al 50% de lo que eran en el primer trimestre de 2020. Así mismo, no tendrán que pagar su prestación a la Seguridad Social.

Otro caso es el de la prestación de cese de actividad compatible con el trabajo. Para ello será necesario aportar un documento en el que se muestre que entre el primer semestre de 2021 y el segundo semestre de 2019, los ingresos conmutables bajaron un 50%. En este caso se tendrá en cuenta el tiempo dado de alta como autónomo en dicho periodo de 2019 y se comparará con la sección proporcional del primer semestre de 2021. También quedará exento el trabajador autónomo de pagar la cuota de la Seguridad Social y su tarifa de autoempleo bajará un 50%.

El último caso es el de los trabajadores de temporada. Esta categoría profesional se encuentra desprotegida en muchos casos cuando se trata de este tipo de ayudas, ya que su definición de actividad profesional a veces no encaja bien con la ley escrita. La prestación extraordinaria por cese de actividad para ellos estará disponible para quienes hayan hecho un solo trabajo entre 2018 y 2019. Para cumplir el requisito, este autónomo debe haberse dado de alta por cuenta ajena menos de 120 días en estos años.

Así, quien haya estado cotizando como autoempleado, durante al menos 4 meses y como mucho seis de cada uno de estos años (2018 y 2019), recibirá la prestación regulada, lo que supone un 70% de la base mínima en su caso. Otro requisito será que, de los meses trabajando por cuenta propia, debe haber como mínimo dos en la primera mitad del año. Este trabajador tampoco tendrá que cotizar en el RETA.

Se trata de casos amplios que cubren una parte importante del espectro de autónomos que se encuentran en dificultades en este momento. Iremos ampliándolo una vez que sepamos qué otras ayudas de autónomos salen adelante después de mayo. Como mencionábamos al principio, este se perfila como la fecha tope de estas condiciones.

Temas relacionados