como prolongar vida laboral
Asegura tu jubilación

Si prolongo mi vida laboral, ¿qué ventajas tengo?

Julio 15, 2022 5 min 1 veces compartido

No paramos de oírlo: vivimos una época de cambios demográficos sin precedentes. El aumento de la esperanza de vida, especialmente alta en nuestro país (¡somos los más longevos de Europa!), y la caída de los nacimientos han hecho necesario reformar el sistema de pensiones. 

En unos años, habrá muchos más mayores que personas jóvenes, por lo que el sistema existente no parece muy sostenible a largo plazo. La reforma que lo modifica pretende adaptarse a esta nueva realidad y una de sus principales medidas es retrasar la edad de jubilación. Para hacerlo posible, el Gobierno ofrece incentivos en nuestra futura pensión. ¿Quieres saber hasta qué edad puedes prolongar tu vida laboral y los incentivos que trae consigo? Sigue leyendo, te lo contamos todo en este post.

¿Cómo avanza la edad de jubilación?

Para conocer a partir de cuándo tendrás beneficios si sigues trabajando, debes saber cómo avanza la edad ordinaria de jubilación. El principal cambio en la reforma de las pensiones es el progresivo aumento de esta edad, que crece cada año desde 2013, cuando era de 65 años, y que llegará a los 67 en 2027. 

Por su parte, aquellos trabajadores que tengan 37 años y seis meses cotizados en 2022 podrán jubilarse a los 65 años. Sin embargo, este número de años cotizados también aumentará en paralelo a la edad de jubilación hasta situarse en 38 años y seis meses en 2027.

Independientemente de si puedes acceder a tu retiro a los 65 o a los años que correspondan en el momento, seguir trabajando después de la edad de jubilación tiene incentivos. 

Retrasar la edad de jubilación: ventajas

Prolongar nuestra vida laboral más allá de lo estipulado tiene interesantes beneficios, no solo para el trabajador, sino también para el Estado y la viabilidad de la hucha de las pensiones. Vamos a ver todas estas ventajas.

Aumentar nuestra pensión de jubilación

El gran incentivo para retrasar nuestra edad de jubilación es que nos permite mejorar nuestra futura pensión. El aumento varía del 2 al 4% por año trabajado después de alcanzar la edad de jubilación. Este porcentaje de aumento se aplica sobre la base reguladora, que es el baremo que utiliza la Seguridad Social para calcular las prestaciones.  

Este aumento de la pensión depende de los años cotizados y varía de la siguiente manera:

  • Para beneficiarte de un aumento del 2% por año trabajado, debes haber cotizado un mínimo de 25 años al cumplir la edad legal de jubilación.
  • Para beneficiarte de un aumento del 2,75%, debes haber cotizado entre 25 y 37 años.
  • El aumento del 4% de la pensión se dará cuando hayas cotizado más de 37 años.

Eso sí, este aumento tiene sus límites, ya que la pensión pública de jubilación no puede superar, independientemente de los años de más trabajados, una pensión máxima establecida. Este máximo varía cada año por la reforma de las pensiones y en 2022 es de 2.819,19 euros. 

Mantener nuestro nivel de vida

Este punto depende directamente del anterior. Y es que quizá la pensión que nos corresponde no nos permite mantener el mismo nivel de vida o no se ajusta a lo que esperábamos en un principio. Además de contratar un plan de pensiones para complementar la pensión pública, la prolongación de nuestra vida laboral nos permitirá aumentar nuestra pensión para mantener el poder adquisitivo. 

Ampliar nuestro periodo de cotización

Otra ventaja de seguir trabajando tras alcanzar la edad ordinaria de jubilación es que podrás completar el número de años necesarios para acceder al 100% de la pensión que te corresponde. 

En algunos casos, el tiempo que queda para llegar a este objetivo es corto, por lo que vale la pena continuar trabajando para recibir la pensión completa. 

La ventaja para el Estado

Seguir trabajando después de la edad de jubilación también tiene ventajas para el Estado. Esto permite que haya menos jubilados y, por tanto, menos pensiones que pagar y más personas en activo que financian esas pensiones. De esta manera, se mantienen las cotizaciones y se aplaza el desembolso de las pensiones. 

¿Hasta qué edad puedo prolongar mi vida laboral?

No existe una edad máxima a la que debamos jubilarnos: la jubilación es un derecho, no una obligación. Por norma general, los trabajadores pueden continuar su vida laboral de forma indefinida. Sin embargo, hay una excepción, los trabajadores del régimen de Clases Pasivas, que deben retirarse de manera obligatoria a los 65 años, salvo estos colectivos:

  • Docentes universitarios
  • Magistrados
  • Jueces
  • Fiscales
  • Letrados de la Administración de Justicia
  • Registradores de la Propiedad que comenzasen a trabajar antes del 2015, los cuales deben jubilarse a los 70 años.

Recapitulando

El cambio demográfico que está sufriendo la sociedad española (y la mundial) hace que nuestro sistema de pensiones no sea viable de cara al futuro. Cada año, por la reforma de las pensiones, la edad de jubilación aumenta, en paralelo con la esperanza de vida.

Si eliges retrasar tu edad de jubilación, puedes obtener bonificaciones muy interesantes para tu futura pensión. Esta opción te permite aumentar tu prestación si quieres mantener tu nivel de vida cuando termines tu etapa laboral, aunque también puedes planificar un plan de ahorro para el momento de tu jubilación, lo cual requiere más organización y asesoramiento.

Temas relacionados