Seguro de jubilacion
Asegura tu jubilación

Seguro de jubilación vs. plan de pensiones, ¿cuál es la mejor opción para mi futuro?

Septiembre 11, 2023 6 min 45 veces compartido

Como has leído en el título, un seguro de jubilación y un plan de pensiones, no son lo mismo. Aunque ambos términos tienen como objetivo aportar seguridad financiera en el momento de la jubilación, cada uno sigue caminos diferentes para lograrlo. Es necesario entender sus particularidades para no confundirlos y escoger el que mejor se adapte a nuestras necesidades y preferencias. Sigue leyendo para conocer las diferencias entre un plan de pensiones y un plan de jubilación.

¿Qué implica un plan de pensiones?

Para conocer la diferencia entre un plan de pensiones y un plan de jubilación, empecemos desde el principio. Un plan de pensiones es un instrumento de ahorro donde se van realizando aportaciones periódicas que se invierten en los mercados financieros. Dependiendo del tipo de inversiones que se hagan y el riesgo que el cliente esté dispuesto a asumir, se tendrán unos beneficios mayores o menores.

Las aportaciones al plan de pensiones se van acumulando y generan beneficios a lo largo del tiempo. Estos fondos se recuperan cuando el beneficiario se jubila en forma de un pago mensual o, incluso, de forma mixta. Es decir, una cantidad más grande en un pago único, por un lado, y el resto de los beneficios en forma de pago periódico todos los meses. Además, también existen otras circunstancias excepcionales  en las que se puede cobrar el plan antes de la jubilación, como en casos de paro de larga duración, enfermedad grave o invalidez.

¿Qué implica un seguro de jubilación?

El seguro de jubilación, también conocido como plan de jubilación, comparte el mismo objetivo que un plan de pensiones: disponer de un colchón que nos asegure una estabilidad económica en el momento de nuestra jubilación o incluso en situaciones imprevistas de la vida. Sin embargo, este producto entraría dentro de la familia de las pólizas de seguro. 

En definitiva, un seguro de jubilación es un seguro de vida ahorro con el que nos protegemos ante una enfermedad, asegurando una cantidad económica a familiares en caso de fallecimiento y, por supuesto, su finalidad principal es asegurar una jubilación más tranquila.

El funcionamiento del seguro de jubilación consiste en el pago de una prima periódica a la compañía aseguradora o la entidad bancaria contratada para invertir esos fondos. Puede haber una rentabilidad mínima garantizada, aunque esto varía en función de la póliza que se contrate.

Principales diferencias entre un plan de pensiones y un plan de jubilación

Las hay, y pueden hacer decantarnos hacia uno u otro. Para empezar, un plan de jubilación es un seguro, y se gestiona mediante la compañía de seguro contratada. Mientras que un plan de pensiones es un producto financiero de ahorro en el cual realizamos aportaciones periódicas con el fin de rescatarlas en el momento de la jubilación.

Se trata de productos diferentes, con características diferentes. Las más importantes tienen que ver con el pago de impuestos, los supuestos en que podemos rescatar cada uno y en su rentabilidad. Veamos las diferencias principales que te ayudarán a tomar una decisión más fundamentada entre un seguro de jubilación y un plan de pensiones:

Diferencias en la fiscalidad

Este es un factor clave a tener en cuenta y una de las principales diferencias entre ambas herramientas. En función de si se contrata un plan de pensiones o un seguro de jubilación, se responde de manera diferente ante Hacienda:

  • En un plan de pensiones existen ventajas fiscales, es decir, puedes reducir tu factura fiscal en la declaración de la renta por las aportaciones realizadas, con un límite de 1.500 euros al año. En otras palabras, Hacienda permite descontar en la declaración anual de la renta las aportaciones a un plan de pensiones hasta ese máximo. Ahora bien, cuando se rescata un plan de pensiones se pagan impuestos, al igual que si se recibiese una renta del trabajo. La cantidad que se cobra aumenta la base imponible y, dependiendo de la cuantía, deberemos responder ante el fisco.
  • Con respecto al rescate de un seguro de jubilación, la fiscalidad no aporta ninguna ventaja. Las aportaciones periódicas a estos productos no conllevan ningún tipo de beneficio fiscal en nuestra declaración del IRPF. Sin embargo, al rescatar un plan o seguro de jubilación, solo pagaremos impuestos por la rentabilidad obtenida en la base del ahorro, es decir por la diferencia entre el capital de rescate y las primas aportadas.

Diferencias en el rescate

En cuanto al rescate, también existen notables diferencias entre un plan de pensiones y un seguro de jubilación. Te contamos cómo: 

  • El rescate de un plan de pensiones es posible en el supuesto de jubilación y, como hemos comentado antes, en otras circunstancias excepcionales como una enfermedad, invalidez o el paro de larga duración.
  • En cambio, con el seguro de jubilación hay menos restricciones. No hay prohibición para rescatarlo, aunque sí es posible que si no se cumplen ciertas condiciones del contrato se tenga que pagar una comisión.

Diferencias en la rentabilidad

Por último, también hay que señalar la diferencia de la rentabilidad de la inversión entre ambas herramientas:

  • Los planes de pensiones generalmente asumen más riesgo, lo que se traduce en una mayor rentabilidad, pero también en mayores pérdidas. En resumen, los beneficios se obtienen de las inversiones y del acierto de estas. 
  • En cambio, los seguros de jubilación asumen un riesgo de inversión más bajo y por lo tanto, una rentabilidad más moderada.

En definitiva

El objetivo de un seguro de jubilación y el de un plan de pensiones es el mismo: ahorrar para complementar la pensión pública de jubilación, o bien para poder afrontar situaciones imprevistas como el desempleo o una invalidez. Sin embargo, cada uno tiene una serie de particularidades en término de fiscalidad, modalidad de rescate y rentabilidad que las diferencia entre sí.

¿Seguro de jubilación o plan de pensiones? Después de considerar estas diferencias, toca estudiar los detalles y elegir la opción que mejor nos conviene según tu perfil de riesgo, necesidades y preferencias personales. Ahora que estás mejor informado, estás listo para tomar una decisión sobre la seguridad financiera de tu futuro.

Simuladores y calculadoras

Calcula tu próxima etapa con Ruta67

Si te planteas cuánto podrías ahorrar con tus ingresos o qué plan de pensiones encaja contigo, incluso si buscas visualizar tu futuro, te lo ponemos fácil con nuestros simuladores y calculadoras que te ayudarán a afrontar tu próxima etapa con Ruta67.