Hombre haciendo la declaración de la renta online
Reduce tus impuestos

Declaración de la renta: ¿me sale a pagar o devolver?

Marzo 29, 2023 5 min 119 veces compartido

Muchas veces, cuando completamos nuestra declaración de la renta, nos surgen algunas dudas. Seguro que ya te ha pasado ver el importe tras realizar tu declaración y no tener muy claro si sale a pagar o a devolver. ¿Qué significa ese ‘menos’ antes de la cifra?

Si te preguntas si la declaración de la renta negativa es a pagar o devolver, en este post resolvemos este y otros aspectos básicos a tener en cuenta, además de algunos consejos para casos particulares de cara a obtener los mejores resultados en la declaración. ¡Empezamos!

¿Cómo saber si la declaración sale a pagar o a devolver?

Si has hecho el borrador de la declaración en más de una ocasión, seguro que te han entrado dudas sobre el importe que te aparece en la pantalla. Por eso, vamos a dejarte claro en una frase qué significa. Cuando el importe es negativo, significa que la Agencia Tributaria debe devolverte ese importe, mientras que, si es positivo, serás tú quien deba abonarlo. 

Por lo tanto, si ves un signo negativo, no tienes por qué alarmarte, sino todo lo contrario. Este ajuste que se realiza todos los años en el proceso permite determinar si has pagado más o menos de lo que te correspondía, en función de tu situación particular.

Por ejemplo, si te han descontado el IRPF (Impuesto sobre la Renta de las Personas Físicas) mínimo durante todas las nóminas y superas un salario anual determinado, tendrás que devolver una parte de tu salario hasta llegar al tramo de IRPF que te corresponda.

Para que te puedas hacer una idea, si imaginamos un salario de X euros al año, así quedarían estos tramos de los que hablamos:

  • A los primeros 12.450 euros se les aplicaría un IRPF total del 19% (el impuesto es mitad autonómico y mitad estatal).
  • Los siguientes 7.750 euros tendrían un IRPF superior del 24%.
  • Los próximos 15.000, del 30%
  • Los siguientes 24.800 más supondrían un IRPF del 37%.
  • Si se declara más de 60.000 euros anuales, a partir de esta cifra se aplica un IRPF del 40%.

¿Qué hay que declarar y qué puede influir en el importe que pagas o recibes en la declaración?

Esta cuestión puede variar enormemente entre un caso y otro, pero no cabe duda de que el principal importe a tener en cuenta es el salario. Así, las personas que son empleados no tienen que hacer nada, pues son sus empleadores los que se encargan (a través de las nóminas) de incluir todos los importes que reciben.

En el caso de los autónomos, es posible que tengan que incluir ellos mismos el dinero facturado en el año anterior. No obstante, como se van haciendo los cálculos de forma trimestral y se declaran a Hacienda, los ingresos deberían aparecer automáticamente. Eso sí, en estos casos, te recomendamos que te fijes en que todo cuadra perfectamente.

Además de los ingresos, que suelen ser la mayor parte de la declaración, hay que tener en cuenta si se ha percibido algún importe por otras cuestiones. Sería el caso de inversiones, por ejemplo. Normalmente, estas también aparecen reflejadas en el apartado de Cuenta de Valores. Sin embargo, te recomendamos que te fijes en los detalles por si acaso hay algún dato que no es del todo correcto.

Por otro lado, está la cuestión relativa a los alquileres o hipotecas. Los alquileres deben ser declarados tanto por el propietario como por el arrendatario (si lo desea). En el caso del arrendador, puede suponer que tenga que pagar algo a Hacienda, mientras que el arrendatario se puede beneficiar en alguna parte. Del mismo modo, las personas que tienen una hipoteca de la vivienda habitual firmada antes del 1 de enero de 2013, podrán indicarlo para que se les devuelva algo de dinero en función del importe de la misma.

Por último, destacar también el caso de las ventas, ya sea de inmuebles o de vehículos. Estas han de ser declaradas para ajustar los impuestos que hay que pagar en estas transacciones. En el caso del comprador, en principio este debería indicar únicamente la compra de inmuebles y de coches nuevos o adquiridos bajo algún plan especial, pero no los de segunda mano.

¿Qué otros aspectos tengo que tener en cuenta?

Como cada año, hay algunas novedades en la declaración de la renta. Fundamentalmente tienen que ver con el umbral, las deducciones por maternidad, familia numerosa o también para los casos de premios de lotería.

Además, otra de las cuestiones que más dudas genera en parejas y familias es si es mejor hacer la declaración en conjunto o por separado. En general, lo mejor es hacer ambos borradores con las diferentes posibilidades, así podrás ver qué opción sale más rentable. 

Por otra parte, te animamos a que te informes sobre cómo hacerla a través de Internet para así ajustar las cuentas cuanto antes.

Conclusiones

La declaración de la renta es una tarea que debemos hacer correctamente año tras año. En muchos casos, nos encontramos con términos o aspectos que no terminamos de entender. Una duda muy frecuente es si la declaración de la renta negativa es a pagar o devolver. Cuando el borrador de la renta sale a devolver, el importe resultante es negativo (es decir, va precedido de un signo -), significa que la Agencia Tributaria debe devolverte esa cantidad, mientras que, si es positivo, serás tú quien deba abonarlo. 

Simuladores y calculadoras

Calcula tu próxima etapa con Ruta67

Si te planteas cuánto podrías ahorrar con tus ingresos o qué plan de pensiones encaja contigo, incluso si buscas visualizar tu futuro, te lo ponemos fácil con nuestros simuladores y calculadoras que te ayudarán a afrontar tu próxima etapa con Ruta67.