subsidio para mayores de 55 anos
Asegura tu jubilación

Subsidio para mayores de 55 años en 2023: ¿qué ha cambiado?

Junio 8, 2023 8 min 1191 veces compartido

En ocasiones, la edad puede ser un obstáculo para encontrar trabajo. Para ayudar a la reinserción en el mundo laboral de quienes se encuentran en esta situación existen muchos tipos de programas, como por ejemplo la ayuda a mayores de 55 años.

Durante años, el subsidio para los mayores de 55 años era la transición para acceder a la jubilación si ya habías agotado el subsidio por desempleo con esa edad. Sin embargo, en marzo de 2019, el nuevo subsidio para mayores de 52 años sustituyó a la antigua ayuda a mayores de 55 años. Alargando así los años para recibir esta prestación.

Además de la edad de acceso a esta ayuda, también han cambiado (para mejor) las condiciones, tanto para los mayores de 52 como para los que ya cobraban la prestación para mayores de 55 años. En este artículo, veremos en qué consiste el subsidio para mayores de 55 años en 2023, cuáles son los requisitos necesarios para acceder a él y qué otras ayudas hay para mayores de 55 años que no hayan cotizado.

Antes de comenzar, si tienes más de 52 años y quieres solicitar la prestación, te recomendamos consultar nuestra guía sobre el subsidio para mayores de 52 años, que es el que debes solicitar a partir de ahora. Sabemos que puede resultar confuso y es muy común perderse entre tanto requisito, documentación y cambio. Por eso en este post veremos todo lo que ha cambiado en esta ayuda desde la modificación de 2019. Si quieres saber cómo te afecta si ya estás cobrando la ayuda, ¡sigue leyendo!

¿Qué es la prestación para mayores de 55 años?

Tanto la prestación para mayores de 55 años como la actual para mayores de 52 están enfocadas a personas desempleadas que hayan agotado el paro y cumplan los requisitos para jubilarse, a excepción de la edad. 

Además, no pueden percibir rentas superiores al 75% del Salario Mínimo Interprofesional (SMI). En 2023, con el SMI establecido, solo se podría acceder a esta ayuda recibiendo un máximo de 810 euros al mes. Es decir, en caso de que el solicitante de la prestación tenga unos ingresos mensuales superiores a esta cantidad, no podrá solicitar la ayuda para mayores de 55 años.

A su vez, el importe mensual del subsidio para mayores de 55 años es del 80% del Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (IPREM), un dato actualizado año a año y que puedes consultar aquí. En 2023, la cantidad del subsidio por desempleo es de 480 euros. La ayuda se recibe hasta que la persona cumpla la edad de jubilación o hasta que encuentre trabajo.

Modificaciones del subsidio para mayores de 55 años en 2023

Si ya cobrabas esta ayuda antes de la modificación de 2019, te interesará conocer las mejoras de las que te beneficias desde entonces, que se aplican de serie, sin necesidad de hacer ningún trámite:

  • Se amplía la duración del subsidio, ya que ahora se puede recibir hasta cumplir la edad de jubilación ordinaria correspondiente. Hasta 2019, cuando se cumplía la edad de jubilación anticipada, se debía renunciar al subsidio para mayores de 55 años y aceptar esta forma de jubilación.
  • Aunque la persona haya trabajado a jornada parcial, recibe el 100% del subsidio. Antes de la modificación, los beneficiarios cobraban un porcentaje del subsidio si su último trabajo había sido a tiempo parcial. Si era a media jornada, recibían un 50% de la prestación. 
  • El cobro de este subsidio para mayores de 55 años también cotiza para la jubilación, y esta cantidad se incrementa, pasando del 100% al 125% del tope mínimo de cotización del momento.
  • Para cobrar este subsidio sólo se tienen en cuenta los ingresos de la persona, no los de su unidad familiar. A diferencia del antiguo requisito, que contabilizaba los ingresos de hijos o cónyuges, ahora cuentan las rentas propias.

¿Qué documentación debo aportar para cobrar el subsidio para mayores de 55 años?

Tanto si quieres solicitar esta ayuda como si quieres renovarla, debes cumplir una serie de requisitos y asegurarte de que se mantienen cada año. 

Requisitos a cumplir

  • Estar desempleado y comprometerse a estar buscando empleo de manera activa.
  • Llevar inscrito como demandante de empleo al menos un mes después de haber dejado de percibir la ayuda por desempleo.
  • No haber rechazado una oferta de empleo ni ningún tipo de formación o reconversión profesional.
  • No ser un trabajador fijo discontinuo.
  • Haber cotizado durante al menos 15 años, teniendo lugar dos de esos años dentro de los últimos 15.
  • Haber cotizado por desempleo un mínimo de 6 años.

Documentación a aportar para solicitar la ayuda

  • Documento de identidad (DNI o pasaporte).
  • Modelo oficial de solicitud cumplimentado.
  • Documento bancario que recoja el número de cuenta del beneficiario en el que se ingresará la prestación.
  • Justificante de rentas.  

El subsidio para mayores de 55 años se debe renovar anualmente acreditando, cada doce meses, que careces de rentas propias superiores al 75% del SMI. Esto tiene sentido por los cambios anuales del SMI, del cual, como hemos visto, depende esta ayuda.

El plazo para presentar la declaración de rentas es de 15 días a partir del día que se cumplen los doce meses. Si no se presenta la declaración en este plazo, se interrumpirá el pago del subsidio y de la cotización a la Seguridad Social.

Ayudas para mayores de 55 años que no hayan cotizado 

Aunque uno de los requisitos para recibir una prestación es haber cotizado un mínimo de años, hay casos, como el de algunos empleados/as del hogar o los amos/as de casa, que no lo han hecho. La Seguridad Social y el Servicio Público de Empleo Estatal cuenta con distintas prestaciones para sostener la economía de las personas que tienen más de 55 años. Veamos cuáles son las ayudas para los mayores de 55 años que no hayan cotizado:

  • Renta Activa de Inserción (RAI): La RAI es una ayuda estatal para todos los colectivos sin ingresos que no reciben ninguna prestación. El objetivo principal de esta ayuda es incrementar las oportunidades de retorno al mundo laboral a las personas desempleadas con necesidades económicas y dificultad para encontrar empleo. Puede cobrarse durante 11 meses y se puede solicitar hasta tres veces. Además de la ayuda económica, la RAI viene con un programa de formación para facilitar la reinserción en el mercado de trabajo.
  • Ingreso Mínimo Vital (IMV): Se trata de una prestación mensual para cubrir las necesidades básicas para personas que viven solas o familias. Lo pueden solicitar las personas que vivan en situación de vulnerabilidad, sin ingresos o con ingresos bajos. El principal objetivo es garantizar una mejora en la inclusión social y laboral.  A esta ayuda puede acceder gran parte de la población española, entre los que encontramos a las personas mayores de 55 años que no hayan cotizado. Aun así es necesario reunir unos requisitos mínimos: tener residencia en España y estar en situación de vulnerabilidad económica.
  • Subsidio Extraordinario por Desempleo (SED): ayuda económica destinada a desempleados de larga duración, que ya han agotado todas las prestaciones por desempleo, PREPARA o RAI y tengan responsabilidades familiares. Además, uno de los requisitos principales para solicitar esta ayuda es acreditar que se encuentra en búsqueda activa de empleo que no tengan todavía la edad para acceder a la pensión de jubilación. En el siguiente artículo te contamos cómo solicitar el subsidio extraordinario por desempleo.

En la actualidad, estar cobrando alguna de estas ayudas es compatible con la prestación para mayores de 55 años. Siempre y cuando se acrediten las cotizaciones exigidas para ello y cuando se haya percibido otro subsidio distinto del SED con anterioridad y que, desde entonces, se haya mantenido la búsqueda activa de empleo de manera ininterrumpida o con interrupciones inferiores a 90 días naturales.

Recapitulando

En definitiva, el subsidio para mayores de 55 años en 2023 se convirtió en 2019 en la actual ayuda para mayores de 52. Con el cambio, además de aumentar los años durante los que se puede recibir esta paga, los requisitos son más flexibles y las condiciones, más beneficiosas.

Se trata de una medida que permite seguir cobrando un subsidio aun habiendo consumido la prestación por desempleo y continuar cotizando para la jubilación hasta alcanzar la edad a la que nos corresponde retirarnos. 

Para solicitar la prestación para mayores de 55 años, la documentación a aportar no es muy extensa. Eso sí, debes asegurarte de que cumples, cada año que renueves la ayuda, todos los requisitos necesarios.

Simuladores y calculadoras

Calcula tu próxima etapa con Ruta67

Si te planteas cuánto podrías ahorrar con tus ingresos o qué plan de pensiones encaja contigo, incluso si buscas visualizar tu futuro, te lo ponemos fácil con nuestros simuladores y calculadoras que te ayudarán a afrontar tu próxima etapa con Ruta67.