Plusvalía municipal
Reduce tus impuestos

Qué es y cómo se calcula la plusvalía municipal

Julio 10, 2020 4 min 14 veces compartido

A pesar de que se conoce habitualmente con el nombre de plusvalía municipal, su denominación técnica es la de Impuesto sobre el Incremento del Valor de los Terrenos de Naturaleza Urbana (IIVTNU). Se trata de un tributo que es competencia de los ayuntamientos y que se aplica al vender, donar o heredar una vivienda, gravando la revalorización del activo desde su compra hasta dicha venta, donación o herencia. Esta tasa está regulada por el Real Decreto Legislativo 2/2004, de 5 de marzo, por el que se aprueba el texto refundido de la Ley Reguladora de las Haciendas Locales.

Sin embargo, no recae siempre sobre el mismo sujeto la obligación de su pago. Cuando hablamos de una venta, el responsable es el vendedor, ya que es el que recibe el dinero; en la donación, corresponde a la persona que toma el inmueble, y en el caso de una herencia, se ocuparán los herederos de satisfacerla.

Cálculo de la plusvalía municipal

Lo primordial para establecer su cuantía es conocer el valor catastral de la vivienda y el tiempo que ha transcurrido desde que se adquirió el bien hasta su venta o donación. A partir de ese momento, se aplican sobre el citado valor catastral las llamadas tasas de revalorización, que marcan los ayuntamientos en relación al número de años que se ha disfrutado la vivienda. De este modo, se hallará la base imponible sobre la que finalmente se aplicará el impuesto.

La legislación establece que se aplique el tipo impositivo que también fija cada municipio, si bien hay un límite máximo, que es del 30%. Con todo ello, obtendremos la cantidad definitiva que el contribuyente debe abonar como plusvalía.

Cómo calcular la plusvalía municipal

Cuándo se abona

En el año 2017, el Tribunal Constitucional dictaminó como inconstitucional la plusvalía municipal si la venta de una vivienda no aporta ningún beneficio. Un año después, el Tribunal Supremo se pronunció afirmando que no se debe pagar este impuesto si se ha vendido un inmueble con pérdidas. Es decir, que, en la actualidad, solo se tiene que abonar cuando realmente se ha cosechado una ganancia, o, lo que es lo mismo, cuando el precio de venta es superior al de compra.

El tiempo legal para abonar la plusvalía municipal varía dependiendo del tipo de operación, siendo de un mes en las de compraventa, y de seis meses para las herencias y donaciones.

En qué casos no se debe pagar plusvalía municipal

Cabe recordar, además, que hay algunos inmuebles que no tienen que pagar la plusvalía, de acuerdo a la ley, como las contribuciones de los cónyuges a su sociedad conyugal, la donación de inmuebles verificados a través de las cooperativas de viviendas en provecho de sus asociados o la transformación de sociedades colectivas, limitadas o de cualquier tipo en anónimas.

Casos concretos

Cálculo plusvalía municipal en Madrid

El Ayuntamiento de Madrid aplica un coeficiente de incremento de valor para el cálculo de la base imponible, que dependerá de los años que haga que se tenga posesión de la vivienda. El consistorio decide el incremento de valor del activo, que oscila desde el 2% si solo hace un año que se compró hasta el 60% si hace 20 o más años. Calculada la base imponible, para todas aquellas transmisiones realizadas a partir del año 2015 se aplica un tipo fijo del 29%.

Plusvalía municipal en Barcelona

En el caso de la ciudad de Barcelona, una vivienda que se adquiriera hasta hace 5 años tendrá un porcentaje anual a aplicar del 3,7%, hasta 10 años será del 3,5% por ejercicio, hasta 15 años es del 3,1%, y hasta 20 años, del 2,8% por año. Además de este coeficiente de incremento, el tipo impositivo establecido es del 30%.

En el caso de otras ciudades, se puede consultar la información en las páginas web de los ayuntamientos correspondientes, como son los casos de Valencia, Zaragoza, Bilbao, Sevilla o Málaga.

Temas relacionados