Desempleados de larga duración: ayudas y jubilación
Asegura tu jubilación

Desempleados o parados de larga duración: ayudas y jubilación

Enero 4, 2024 6 min 3 veces compartido

Si nos encontramos en una situación en la que no encontramos empleo durante un largo período de tiempo, seguro que nos hacemos la pregunta de cómo saber si soy parado de larga duración o no y las condiciones hay que “cumplir” para autodenominarse de tal forma.

El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) identifica como parados de larga duración a todas aquellas personas que hayan estado inscritas como solicitantes de empleo durante mínimo 360 días dentro de los 18 meses inmediatamente anteriores a la fecha que solicitan el subsidio extraordinario por desempleo. 

Ayuda para desempleados de larga duración: cuáles son y cómo pedirlas

Existen diferentes ayudas destinadas a apoyar económicamente a los parados de larga duración, algunas de manera específica para ellos y otras tanto para ellos como para otros colectivos en situaciones económicas críticas. 

Prestación contributiva

Durante los primeros meses tras quedarse sin trabajo, lo común es que solicite la prestación por desempleo. La duración de esta ayuda dependerá del tiempo cotizado durante los 6 años anteriores al momento en el que se queda desempleado, siendo el máximo 720 días para las personas que hubieran cotizado 2160 días o más. Una vez haya pasado esto y si todavía sigue en paro, podrá solicitar la Renta Activa de Inserción (RAI) o el subsidio extraordinario por desempleo.

Renta Activa de Inserción (RAI)

Este programa, gestionado por el SEPE, pretende aumentar las oportunidades de volver al mercado laboral para todos aquellos trabajadores en situación de desempleo que tengan necesidades económicas especiales y dificultad para encontrar trabajo.

Los requisitos para recibir este subsidio son: 

  • Estar inscrito como persona demandante de empleo y suscribir el acuerdo de actividad
  • Tener menos de 65 años
  • Que los ingresos propios mensuales no superen el 75% del salario mínimo interprofesional (SMI).
  • Si tiene hijos menores de 26 años o mayores pero con discapacidad, la suma de las rentas de la unidad familiar, dividida entre el número de integrantes de esta, no es superior al 75% del SMI.

La cuantía de esta ayuda para desempleados de larga duración será del 80% del Indicador Público de Renfe de Efectos Múltiples (IPREM), es decir, 480 euros mensuales. El subsidio se concederá durante un máximo de 11 meses. 

Subsidio extraordinario por desempleo 

Las personas que hayan agotado la prestación contributiva, así como la RAI u otras ayudas similares y sean desempleados de larga duración. Además, deberán los siguientes requisitos: 

  • No alcanzar la edad que permita acceder a la pensión de jubilación, ya sea contributiva o no contributiva. 
  • Estar inscrito como demandante de trabajo al menos 360 dentro de los 18 meses inmediatamente anteriores a la fecha de solicitud de esta ayuda.
  • Que el cese de la última actividad laboral fuera de forma involuntaria.
  • Que el cómputo de rentas mensual no sea superior al 75% del SMI, quitando las dos pagas extraordinarias, así como acreditar responsabilidades familiares.
  • No haber recibido anteriormente la ayuda económica correspondiente al Programa de Activación de Empleo (PAE).
  • Es la primera vez que se obtiene este subsidio.
  • Demostrar que durante el mes previo a la solicitud se han llevado a cabo acciones de búsqueda activa de empleo.

Esta ayuda para desempleados de larga duración tendrá una duración máxima de 180 días y solo se podrá recibir una única vez. En este caso, la cuantía del subsidio corresponde al 80% del IPREM, que puede variar cada año. Para 2023 la cifra está fijada en 480 euros mensuales. 

Otros programas

Como se ha mencionado anteriormente, existen ciertos programas como el PAE o el PREPARA que ya no están en activo pero influyen en algunos requisitos de las ayudas actuales, por lo que si has sido beneficiario con anterioridad de alguna de estas ayudas, deberás consultar si puedes solicitarlas o no.  

¿Tienen jubilación los parados de larga duración?

Las personas desempleadas de larga duración podrán acceder a su retiro a través de la jubilación anticipada derivada del cese no voluntario en el trabajo, es decir, por desempleo. Para poder solicitarla se deben cumplir unas condiciones fijadas por la Seguridad Social:

  • Que la edad en el momento de la solicitud sea, como límite, de cuatro años menos que la edad de jubilación.
  • Estar dado de alta, desde al menos 6 meses antes de la solicitud, en la Seguridad Social como demandante de empleo.
  • Contar con un mínimo de 33 años cotizados, dos de ellos entre los 15 años anteriores a la solicitud de jubilación. En estos casos se puede incluir el servicio militar u otras prestaciones sociales sustitutorias. 
  • La manera en la que se ha dejado de trabajar también se tendrá en cuenta. Por ejemplo, si la situación de desempleo es debido a una reestructuración empresarial o a un despido colectivo. 

La cuantía de la pensión de jubilación de los parados de larga duración se calcula restando una cantidad proporcional por cada mes que falte para alcanzar la edad de jubilación legal. Esta cantidad se determina usando un porcentaje general basado en los meses que se haya cotizado, y disminuye aún más con unos coeficientes reductores para la jubilación anticipada, que dependen de cuánto tiempo hayas cotizado y cuántos meses te anticipaste a la jubilación. Puedes consultar aquí cómo calcular la jubilación anticipada

Diferentes soluciones ante una situación incierta

En resumen, los parados de larga duración son aquellos que han estado buscando empleo durante un período prolongado. El Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) define a estos individuos como aquellos que han estado inscritos como solicitantes de empleo durante al menos 360 días en los últimos 18 meses antes de solicitar el subsidio por desempleo.

Existen varias ayudas disponibles para los desempleados de larga duración, como la prestación contributiva y la Renta Activa de Inserción (RAI) o el subsidio extraordinario por desempleo, destinado a aquellos que han agotado otras ayudas y cumplen con ciertos criterios, incluyendo la búsqueda activa de empleo.

En cuanto a la jubilación, los parados de larga duración pueden acceder a la jubilación anticipada si cumplen con ciertas condiciones, como tener al menos 33 años cotizados y estar registrados como demandantes de empleo durante un período específico. La cantidad de la pensión de jubilación se calcula restando una parte proporcional por cada mes que falte para alcanzar la edad de jubilación legal, utilizando un porcentaje basado en los meses cotizados y aplicando coeficientes reductores para la jubilación anticipada.

En definitiva, existen ayudas disponibles para los parados de larga duración, y la jubilación anticipada es una opción si se cumplen ciertos requisitos. Es importante comprender estas opciones y requisitos para tomar decisiones informadas sobre el futuro financiero.

Simuladores y calculadoras

Calcula tu próxima etapa con Ruta67

Si te planteas cuánto podrías ahorrar con tus ingresos o qué plan de pensiones encaja contigo, incluso si buscas visualizar tu futuro, te lo ponemos fácil con nuestros simuladores y calculadoras que te ayudarán a afrontar tu próxima etapa con Ruta67.