estado de bienestar definicion
Protégete a ti y a los tuyos

Estado de bienestar, ¿qué es?

Agosto 24, 2022 5 min 2 veces compartido

El Estado de bienestar es un gran logro que permite al conjunto de la sociedad vivir de manera digna y confiada, gobernada por principios democráticos. Es un modelo político que persigue la justicia social, donde el Gobierno interviene en la economía para distribuir los recursos de manera equitativa. 

En este post vamos a tratar de definir y explorar este concepto que tanto escuchamos en el día a día y del que sin embargo poco sabemos. ¿De dónde viene? ¿Cómo se sostiene? ¿Cómo funciona exactamente? ¡Quédate a leer este post para conocer todos los detalles! 

El Estado de bienestar ¿qué es exactamente?

El Estado del bienestar, en su definición más académica, es un modelo político, económico y social con el que se organizan y se cubren los derechos fundamentales de los ciudadanos. En un Estado del bienestar, el Gobierno busca mejorar las condiciones de vida de la población mediante la redistribución de la riqueza y la inversión en el gasto público. En este modelo, el Estado se convierte en el principal proveedor de servicios para asegurar el bienestar general de la población. 

Dicho de una manera más sencilla, el Gobierno interviene en la economía y la sociedad para luchar contra las desigualdades entre habitantes del mismo país. Esto supone que el Estado preste servicios públicos esenciales de manera gratuita, como la educación, la sanidad, las pensiones por jubilación, desempleo, invalidez…

El origen del Estado de bienestar

Ya conocemos la definición de Estado de bienestar, pero ¿de dónde viene este concepto? Se estableció alrededor de 1945, tras la Segunda Guerra Mundial, en el contexto de los movimientos obreros, las reivindicaciones de los trabajadores y la instauración del liberalismo. El mundo occidental aplicó un modelo intermedio entre el liberalismo extremo, en el que el Estado no interviene para nada, y el comunismo, en el que el Estado tiene un control total. Con la llegada del Estado de bienestar nació la clase media y el nivel de vida general mejoró notablemente. 

Realmente, la expresión Estado de bienestar es una traducción literal del término en inglés ‘Welfare State’. 

Los pilares del Estado de bienestar

El Estado de bienestar aporta a la población garantías sociales para asegurar un nivel de vida digno y proteger a las personas de la pobreza y la exclusión social. Por supuesto, estos derechos también vienen con una serie de obligaciones por parte de los ciudadanos, como cotizar a la Seguridad Social, la encargada de gestionar y repartir los recursos. 

  • Sanidad gratuita y universal. Todas las personas deben tener acceso, sin discriminación, a servicios integrales de salud de calidad de acuerdo con sus necesidades, así como a medicamentos de calidad, seguros, eficaces y asequibles.
  • Educación gratuita y universal. Todos los niños y adolescentes en edad de escolarización deben tener acceso a un centro educativo gratuito y de calidad.
  • Pensiones y prestaciones. Las personas, durante toda una vida, pueden vivir distintos contratiempos o situaciones inesperadas, por lo que el Estado debe estar preparado para cubrir sus necesidades en cualquier caso. Las prestaciones son el principal mecanismo de protección a la población en casos de paro, invalidez, orfandad o jubilación
  • El trabajo como derecho. Las personas deben tener acceso a un trabajo, y el Estado debe esforzarse para que los niveles de desempleo sean mínimos. Este es un concepto directamente ligado al pilar de la educación. Además, los trabajadores deben recibir una remuneración justa y adaptada al nivel de vida, y deben estar protegidos ante cualquier peligro o abuso de poder. 

¿Cómo funciona el Estado de bienestar?

El principal sistema para redistribuir los recursos de la población y poder aplicar políticas públicas de protección son los impuestos y las tasas. Los ingresos se obtienen de las rentas y del patrimonio material y financiero de las personas. Básicamente se utilizan recursos de algunos sectores de la sociedad para invertirlos en otros. De esta manera, los sectores menos favorecidos tienen derechos y protecciones sin importar su nivel social o económico. 

La distribución de estos recursos se plasma en los Presupuestos Generales del Estado cada año. Con el paso del tiempo, el Estado de bienestar ha ido evolucionando y ampliándose hacia otros ámbitos, como el acceso a la vivienda digna, la conciliación laboral y familiar o la protección a los jóvenes.

El mantenimiento del Estado de bienestar

El Gobierno interviene en la economía distribuyendo los recursos a dos grupos generales:

  • Las prestaciones contributivas se orientan a las personas que han contribuido activamente al Estado de bienestar mediante sus cotizaciones a la Seguridad Social. 
  • Las prestaciones no contributivas van destinadas al conjunto de la población, especialmente a aquellas personas en situación de necesidad, sin o con escasos recursos, que no hayan cotizado lo suficiente para acceder a una pensión contributiva. Para recibir este tipo de pensión, la persona debe ser residente en España e ingresar menos del importe de la pensión. 

El Estado de bienestar: conclusiones

Seguro que este concepto nos es muy familiar, y de hecho, conlleva una serie de derechos, como la sanidad y la educación gratuitas o las prestaciones en caso de desempleo o jubilación, que damos por hecho sin pensar demasiado de dónde vienen. 

Sin embargo, el Estado de bienestar, esta forma de distribución equitativa de los recursos que permite proteger y dar derechos a toda la población, es un logro del mundo moderno, de los movimientos sociales y las reivindicaciones de los trabajadores.

Simuladores y calculadoras

Calcula tu próxima etapa con Ruta67

Si te planteas cuánto podrías ahorrar con tus ingresos o qué plan de pensiones encaja contigo, incluso si buscas visualizar tu futuro, te lo ponemos fácil con nuestros simuladores y calculadoras que te ayudarán a afrontar tu próxima etapa con Ruta67.