ahorrar en la cuesta de enero
Ser joven y ahorrar es posible

Consejos para la cuesta de enero: ¿cómo ahorrar después de Navidad?

Enero 12, 2023 5 min 18 veces compartido

En Navidad, inevitablemente, nos sentimos llenos de euforia y de generosidad. Queremos hacer felices a nuestros seres queridos, y eso pasa por gastar más dinero que de costumbre. Además, afrontar amigos invisibles, comidas de empresa y cenas con amigos también conlleva un gasto extra que no nos esperábamos. 

Y como cada año, tras los excesos de fin de año, la cuesta de enero llega y arrasa nuestras perspectivas de ahorro. Sin embargo, superarla es posible si sabes cómo hacerlo. En este post, te contamos todas las medidas de pequeño ahorro y economía doméstica que te ayudarán a capear el temporal lo antes posible. ¡Vamos allá!

Ahorrar para la cuesta de enero

Evitar este temido periodo de esfuerzo económico extra es una misión complicada pero no imposible. Ya sabemos que la teoría es más fácil que la práctica, pero si estás determinado a esforzarte para afrontar de la mejor manera el momento después de las fiestas, estas pautas pueden ayudarte:

  • Elabora (y sigue) un presupuesto prenavideño y navideño acorde con tu economía familiar. Y, sobre todo, trata de no salirte de él; esto también te ayudará a agudizar tu ingenio.
  • Anota cada gasto realizado, ¡es un magnífico freno al despilfarro! Así seremos realmente conscientes de lo que gastamos y de dónde podemos recortar.  
  • Compara precios antes de comprar. Es la mejor manera de no malgastar, pero esto conlleva hacer nuestras compras navideñas con algo de tiempo, ya que así podremos aprovechar periodos de descuentos o realizar ciertas compras online
  • Destina al ahorro mensual un 10% de tus ingresos. Si sigues esta regla a rajatabla, es complicado que tu consumo suba por las nubes. 
  • Combate la cultura del exceso. Llevar un consumo responsable en Navidad te ayudará a priorizar lo que realmente importa durante las fiestas, aparte de poner freno al consumismo desatado.

Consejos para la cuesta de enero: ahorra después de Navidad

Ahorrar día a día siempre es importante, pero si tenemos deudas, resulta indispensable. Y en enero, sí o sí, tenemos que saldar nuestra acumulación de gastos navideños. ¿Te interesa saber cómo? Te lo contamos.

Autocontrol económico

Conviértete en tu propio auditor. Eso es lo primero: identifica qué pagos debes afrontar y qué ingresos tendrás. Incluye también los pagos acumulados en tu tarjeta. A continuación, distribuye con mesura la liquidez y administra con rigor los posibles gastos: apriétate el cinturón y aborda en estas fechas solo los desembolsos absolutamente imprescindibles.

Olvídate de las rebajas

¿Te parece doloroso? Se te pasará muy pronto. Durante la cuesta de enero necesitarás focalizar tu atención en el ahorro o en saldar las deudas pendientes. Las rebajas se convertirán en una tentación muy real que puede derribar tu planificación financiera del mes.

Las ofertas harán que gastes por encima de tus posibilidades, y cuanto más te gastes en ellas, más problemas tendrás en enero para llegar a fin de mes. Si de verdad tienes alguna necesidad real de compra, aguarda hasta los últimos días, cuando los precios alcanzan descuentos del 70%.

Habla con los tuyos

El ahorro es mucho más sencillo y eficiente cuando se hace en equipo: comunica a tu familia tus planes de ahorro en cuanto estén preparados y definidos. Solo cuando todos estéis concienciados, ese ahorro necesario se institucionalizará en tu hogar.

Aplaza algunos pagos

Es una medida extrema, nunca recurrente. Pero si verdaderamente la deuda en tu tarjeta de crédito ha superado el nivel de alerta roja, puedes solicitar a tu entidad financiera un aplazamiento. Recuerda: solo puntualmente.

Practica la austeridad

Ahorrar en la cuesta de enero sin necesidad de hacer grandes sacrificios es posible. Por ejemplo, aprovecha la comida acumulada durante las fiestas. Si has actuado con previsión, habrás ido congelando sobras de tus comidas navideñas. Ahora es el momento de consumirlas. También puedes apostar por productos más económicos y ligeros que, por otra parte, te ayudarán a recuperarte física y mentalmente después de tanto exceso.

Concluyendo…

Ahorrar para la cuesta de enero puede ser la mejor estrategia para afrontar la cara B de las fiestas navideñas. Planifica, prepara, compra con antelación, aprovecha los descuentos y, no lo dudes, cambia todos aquellos regalos que no te hayan gustado. Si te devuelven el dinero, mejor; si no, aprovecha el vale de devolución para hacer compras necesarias.

Eso sí, recuerda que durante las fiestas lo realmente importante son los gestos desinteresados, los regalos elaborados con ilusión, los reencuentros y el espíritu. El resto son solo añadidos. 

Temas relacionados