Intranet

Todas las claves sobre la ayuda familiar para los trabajadores autónomos

diciembre 22, 2017 5 min 15 veces compartido

Los trabajadores autónomos tienen derecho a percibir un subsidio si agotan su prestación por desempleo y cuentan con cargas familiares. Es lo que se llama ayuda familiar. Aquí te vamos a contar todo lo que necesitas saber sobre esta cuestión.

La cuantía del subsidio de la llamada ayuda familiar asciende a 426 euros mensuales y se prolonga durante un máximo de seis meses. Va dirigida a aquellos trabajadores con una media de ingresos familiares por persona que no supere el 75% del salario mínimo. Debes tener como mínimo tres meses cotizados en los últimos cinco años si cuentas con responsabilidades familiares, o medio año si no las tienes, para poder acceder a ella.

La ayuda familiar se puede empezar a cobrar justo después de haber agotado la prestación por desempleo ordinaria y también se puede solicitar si no se ha podido acceder al paro normal. Cuando se habla de responsabilidades familiares como uno de los requisitos para poder solicitar esta ayuda, muchos piensan que se dirige únicamente a personas con hijos. No es así; las personas casadas –aquí no cuentan las parejas de hecho– pueden solicitar también esta ayuda si su cónyuge depende económicamente de él o ella.

Si un trabajador autónomo quiere solicitar la ayuda familiar debe esperar un mes desde el último paro (si lo cobraba) y hacerlo en los siguientes 15 días hábiles. ¿Qué sucede si uno se pasa del plazo? La ayuda se seguirá cobrando, pero se dejarán de cobrar los días que se haya tardado de más. Si se cumplen los requisitos para cobrar el subsidio para mayores de 55 años se otorgará este último, al considerarse más beneficioso. ¿Qué sucede si ahora no cumplo los requisitos? Es posible volver a solicitarlo antes de un año si, por ejemplo, se pueden acreditar responsabilidades familiares o rentas inferiores a 530 euros al mes.

La norma general para este tipo de ayuda establece que se puede cobrar durante 18 meses. Este periodo se divide del siguiente modo: se cobran seis meses y después existe la posibilidad de renovarlos hasta en dos ocasiones. Es decir, seis meses más seis meses más seis meses sería la secuencia exacta. ¿Existen excepciones? Sí, veamos cuáles son:

  1. Si, por ejemplo, uno es un desempleado menor de 45 años, con responsabilidades familiares y que haya agotado una prestación contributiva de al menos medio año. En este caso se le concede una cuarta prórroga (24 meses).

  2. Los desempleados mayores de 45 años que hayan agotado una prestación contributiva de cuatro meses y tengan responsabilidades familiares tendrán, además, derecho a otra prórroga de 6 meses, hasta los 24 meses.

  3. Por último, los desempleados mayores de 45 años con responsabilidades familiares que hayan agotado una prestación contributiva de al menos 6 meses tendrán, además, derecho a dos prórrogas de 6 meses cada una, hasta los 30 meses.

Para poder solicitar esta ayuda hay que acudir a una oficina del Servicio Público de Empleo Estatal (SEPE) mediante cita previa o bien realizar el trámite por internet, para lo que se necesitará clave de acceso, DNI electrónico o certificado digital. Es importante recordar, como ya hemos visto, que cada medio año hay que renovar la ayuda.

La documentación necesaria para poder solicitar la ayuda familiar para los trabajadores autónomos es un modelo de solicitud oficial que se puede conseguir en el SEPE y donde se incluye la declaración de rentas del solicitante y la de los familiares que convivan con él o estén a su cargo, los datos para la domiciliación bancaria del pago, el compromiso de actividad y la autorización de petición de información a la Agencia Tributaria.

Por otro lado, conviene saber que existe la ayuda familiar por insuficiencia de cotización. Como ya sabemos, uno de los requisitos para poder obtener la ayuda familiar es que la prestación por desempleo se haya agotado. Ahora bien, hay casos en los que la persona no cobra el desempleo porque no ha cotizado un mínimo de 360 días. Aquí es donde entra el llamado subsidio por insuficiencia de cotización, que también tiene en cuenta las responsabilidades familiares. Estas son sus características:

  • Si se han cotizado 3, 4 o 5 meses con responsabilidades familiares: se pueden cobrar 3, 4 o 5 meses de subsidio (426 euros al mes).

  • Si se han cotizado más de 6 meses pero menos de 12: se cobran 6 meses de subsidio si no se tienen responsabilidades familiares y 21 meses si hay responsabilidades familiares.

  • Si cotizó más de 12 meses, recuerde que debe pedir la prestación contributiva.

Hay que tener en cuenta que si el último contrato del trabajador antes del paro era a tiempo parcial, la ayuda familiar del Estado no se cobrará al 100%, sino que se reduce en función de las horas trabajadas.

Más información:

¿Cuánto, cómo y cuándo cotiza un autónomo?

Todo lo que debes saber sobre el IRPF de los autónomos

Temas relacionados