Reduce tus impuestos

Qué es la Renta Activa de Inserción y cómo acogerse a ella

julio 21, 2020 4 min 20 veces compartido

La Renta Activa de Inserción (RAI) es un tipo de ayuda no contributiva de 431 euros mensuales para personas desempleadas en situación de necesidad económica y con dificultades severas para reincorporarse al mercado laboral. Está destinada, principalmente, a parados de larga duración y mayores de 45 años, emigrantes retornados mayores de 45 años, víctimas de violencia de género y personas con discapacidad igual o superior al 33%.

Requisitos para cobrar la RAI

Para optar a ella, hay que cumplir una serie de requisitos, como:

  • No disponer de ingresos propios superiores a 712,50 euros mensuales.
  • Ser menor de 65 años.
  • Que la suma de los ingresos mensuales de todos los miembros de la unidad familiar no supere, de media, los 712,50 euros.
  • La RAI solo se puede cobrar durante un máximo de tres ejercicios, por lo que no se puede haber sido beneficiario anteriormente de tres programas de estas características.
  • No haber cobrado la RAI en los 365 días naturales anteriores a la solicitud, en el caso de RAI para mayores de 45 años parados de larga duración y RAI para emigrantes retornados.
  • En las RAI para mayores de 45 y RAI por discapacidad, hay que acreditar ante el Servicio Autonómico de Empleo que se han realizado las acciones de búsqueda activa de empleo.

Requisitos adicionales

Además de estos requisitos generales, existen otros específicos para ciertos colectivos. Por ejemplo, en el caso de los desempleados de larga duración mayores de 45 años, tienen que haber agotado anteriormente una prestación contributiva o subsidio por desempleo, o, lo que es lo mismo, haber cobrado el paro antes de pedir la RAI; no tener derecho a otras prestaciones o subsidios de desempleo o a la renta agraria, y haber estado inscritos ininterrumpidamente en la oficina de empleo como demandantes de empleo durante 12 o más meses.

En el caso de los emigrantes retornados mayores de 45 años, deben haber trabajado al menos 6 meses en el extranjero desde la última salida de España y haber retornado en los 12 meses anteriores a la solicitud. Para las víctimas de violencia de género, es necesario acreditar esta condición mediante certificación de los Servicios Sociales de la Administración competente o del centro de acogida, por resolución judicial, orden de protección, o informe del Ministerio Fiscal.

Finalmente, las personas con discapacidad igual o superior al 33%, tienen que haber agotado anteriormente una prestación contributiva o subsidio por desempleo, es decir, haber cobrado anteriormente el paro antes de pedir la RAI, y estar inscritas ininterrumpidamente en la oficina de empleo como demandantes de empleo durante 12 o más meses.

Documentos para la solicitud de la Renta Activa de Inserción

Para acogerse a la RAI hay que presentar la siguiente documentación en las Oficinas del Servicio Público de Empleo (SEPE), o a través de su Sede electrónica, si se dispone de certificado digital:

  • El modelo oficial de solicitud, que incluye la declaración de la renta del demandante y de sus familiares, si tiene algún grado de invalidez y cobra alguna clase de ayuda por ello, así como los datos de domiciliación bancaria.
  • DNI o tarjeta de residente del solicitante y de los que figuren en la solicitud, Libro de Familia y, en su caso, un certificado de minusvalía del INSS o del IMSERSO que acredite la incapacidad en hijos mayores de 26 años.
  • Declaración de búsqueda activa de empleo.

Durante cuanto tiempo se puede cobrar

La prestación se puede cobrar durante once meses y es posible pedirla hasta tres veces, cobrándose el 80% del IPREM (indicador público de renta de efectos múltiples). Cada vez que se pida la RAI habrá que cumplir con todos los requisitos, como si fuera la primera vez que se solicita.

Obligaciones para cobrar la ayuda

En la RAI es fundamental seguir renovando la demanda de empleo y no dejar de sellar nunca la tarjeta del paro. En el caso de que eso suceda, lo más probable es que se reciba una sanción que podría implicar la pérdida total de esta ayuda extraordinaria.

Por otro lado, en el caso de que se dejen de reunir los requisitos para optar a ella (por ejemplo, al incrementar el volumen de rentas) hay que comunicarlo de inmediato a la oficina de empleo.

Temas relacionados