impuestos lotería de navidad
Reduce tus impuestos

¿Cuántos impuestos tengo que pagar si me toca la lotería?

Agosto 24, 2022 5 min 1 veces compartido

La época por excelencia de la lotería siempre será Navidad, pero el resto del año también puedes jugar a la lotería u otras apuestas del Estado, la ONCE o la Cruz Roja. Además de ganar, también es probable que pienses en los impuestos de la lotería, es decir, el porcentaje que se lleva Hacienda del premio. 

La tributación y fiscalidad de los premios de lotería, quinielas o primitiva merece un post en sí mismo, te contamos todo lo que debes saber si te toca un número ganador, las retenciones que aplica Hacienda, cómo debes declararlo y a partir de qué cantidad. Si te interesa conocer todo sobre la fiscalidad de los premios de lotería y apuestas, ¡sigue leyendo!

¿Cómo funcionan los impuestos en la lotería?

La fiscalidad de la lotería es muy clara y específica. La cantidad que debemos pagar a Hacienda depende del dinero ganado, por lo que la forma en que tributa el premio varía de una cuantía a otra. Esta norma se aplica a todos los premios de la Lotería Nacional, quinielas, bonolotos, décimos de la ONCE, Cruz Roja, primitivas…

Lo primero que debes saber es que no hay retenciones para los premios de menos de 40.000 euros. Es decir, no tendrás que pagar impuestos a Hacienda por el dinero ganado si es inferior a esta cantidad. 

El premio que exceda de esta cantidad de 40.000 euros se debe declarar y pagar un 20% del en impuestos. Vamos a explicarlo de una forma más descriptiva con un ejemplo. Pongamos que recibimos un premio de 50.000 euros. En este caso, los primeros 40.000 están libres de impuestos, pero esos 10.000 euros de más ya tributan a Hacienda. Debes declararlos y pagar un 20% de impuestos, es decir, 2.000 euros del total.

La lotería de navidad: impuestos 

Toda esta teoría, aplicada a la lotería de las loterías, la de Navidad, supone que solo el primer, segundo y tercer premio tributarán a Hacienda. 

Es decir, si estás en buena racha y tienes un décimo ganador del primer premio de la lotería de Navidad, los impuestos que pagarás son los siguientes. Suponiendo que el primer premio es de 4 millones de euros, tu décimo será premiado con 400.000 euros, una décima parte del gordo. Como hemos visto, de esos 400.000 euros, los primeros 40.000 están libres de impuestos, por lo que entran limpios en tu cuenta. Entonces, ¿cuánto se lleva Hacienda de la lotería en este caso? Los 360.000 euros restantes sí tributan, así que Hacienda se llevará un 20% en impuestos, esto es un total de 72.000 euros. Tu premio final sería de 328.000 euros.

Cómo declarar el premio y pagar los impuestos de la lotería

Si recibes un premio mayor de 40.000 euros, no tendrás que ocuparte de pagar los impuestos tú mismo a Hacienda. El 20% de tu premio se restará incluso antes de llegar a tu cuenta. Ese porcentaje de impuestos se lo queda en un principio la entidad que organice el sorteo, para después ingresarlo directamente a Hacienda. 

Ahora bien, lo que sí debes hacer es presentar ese premio en tu próxima declaración de la renta. Los premios de lotería se adjuntan en la página 10 de la declaración, dentro del apartado “Premios obtenidos obtenidos por la participación en juegos, rifas o combinaciones aleatorias sin fines publicitarios”. La Agencia Tributaria comprobará gracias a tu declaración de la renta, que el 20% de la cantidad que has ganado se haya pagado efectivamente a Hacienda. 

Hay casos, aunque no suele ser lo habitual, en los que la entidad organizadora de ese sorteo no se ocupe de pagarle a Hacienda de tu parte. Si se da esta situación, deberás presentar una autoliquidación y pagar el 20% de la cantidad ganada tú mismo a Hacienda. 

¿Y los décimos compartidos o participaciones?

En este caso, la cantidad que se tributa no cambia lo más mínimo, eso sí, a la hora de ingresar el premio al banco, deben estar presentes todas las personas que comporten décimo. 

En caso de que sea un premio menor de 40.000 euros, todos los participantes están exentos de pagar impuestos, pero si es mayor, el 20% de impuestos se aplican a todo el premio, no a cada ganador. Así, cada participante deberá pagar el 20% de su parte correspondiente.

Recapitulando 

Ya lo hemos visto, impuestos y lotería no van siempre de la mano, solo los premios que superen los 40.000 euros tributan a Hacienda, y lo hacen por un 20%. Es decir, esos primeros 40.000 están libres de impuestos, pero deberás pagar un 20% del premio en impuestos por todo lo que supere esa cantidad.

Los premios inferiores a esta cantidad no se deben declarar y no hay que pagar ningún impuesto por ellos, es decir, entrarán limpios en tu cuenta. Si tienes la suerte de ganar un premio de lotería, evita las compras compulsivas y trata de seguir con tu estilo de vida, lo más sensato será planificar bien lo que harás con ese dinero, invertirlo en algún plan de ahorro, comprar acciones, realizar una inversión inmobiliaria… Déjate asesorar para sacarle el máximo partido a tu premio.

Temas relacionados