Diferencia entre finiquito e indemnización
La ruta de tu vida

¿Cuál es la diferencia entre finiquito e indemnización?

Enero 3, 2024 7 min 10 veces compartido

Poco se explica sobre la relación laboral entre un trabajador y un empleado, sobre todo para quienes acaban de estrenar un primer empleo y apenas conocen sus derechos como trabajador. Es habitual caer en la confusión entre ciertos términos, como la diferencia entre finiquito e indemnización. Hasta que no te ves en esa situación o una similar, no te adentras en los matices y exactitudes de muchas de estas cuestiones que surgen al firmar un contrato de trabajo. 

En este post te contamos cuál es la diferencia entre finiquito e indemnización. El finiquito se cobra cuando se termina un contrato laboral y la indemnización corre a cargo de la empresa al despedir a un empleado. Spoiler: la principal diferencia está en que el finiquito se cobra siempre, sea cual sea el motivo del fin del contrato. Sigue leyendo para saber más sobre lo que te corresponde como empleado cuando te despiden o cuando te marchas de una empresa. 

¿Qué es el finiquito por despido?

El finiquito y la indemnización son dos conceptos legales relacionados con la terminación de una relación laboral, pero tienen significados y propósitos diferentes. 

El finiquito es un documento legal que se utiliza para formalizar el fin de un contrato de trabajo. Por lo general, te pagan el finiquito cuando dejas de trabajar en una empresa, ya sea de manera voluntaria, es decir, que renuncias al empleo, o involuntaria, cuando hay un despido de por medio. Son términos que a veces se confunden pero que en realidad no tienen nada que ver. 

Para simplificarlo: se trata de las cuentas pendientes de la empresa con el empleado, que se marcha sea  por el motivo que sea. ¿Qué se incluye en el finiquito? El salario de los días que has trabajado durante ese mes, las horas extra y las vacaciones que no has disfrutado o días pendientes. Pero también puede incluir bonificaciones pendientes y otros beneficios que no hayas aprovechado. 

El finiquito es un acuerdo entre el empleador y el empleado que establece que ambas partes están satisfechas con los términos de la finalización de la relación laboral. El trabajador lo firma como evidencia de que ha recibido todos los pagos y beneficios adeudados, mientras que el empleado lo utiliza como protección legal en caso de desacuerdos en el futuro. 

¿Cómo se calcula el finiquito?

El cálculo del finiquito es fácil, tendrás que tener en cuenta el salario del mes en curso, en función de los días trabajados, así se dividirá el salario bruto del trabajador entre 30 días para obtener el importe del sueldo diario, y se multiplica por el número de días trabajados en ese mes. 

Por otro lado, se deben sumar las vacaciones no disfrutadas, es decir, el número de días de vacaciones que corresponden al trabajador según el contrato o el convenio y por tanto calcular cuántos días le corresponden hasta ese momento así como los días pendientes. 

En cuanto a las pagas extra, el cálculo se realizará como las vacaciones no disfrutadas, tomando como referencia el tiempo transcurrido desde que se cobró la última paga extra. 

¿Cuál es el plazo para recibir el finiquito?

La empresa está obligada a pagar el finiquito el último día de trabajo del empleado y, además, el trabajador debe de recibir un documento en el que se reflejan algunos conceptos clave para zanjar esta operación. Es una liquidación que hay que revisar bien para que sean correctas todas las cantidades a cobrar y por ello, hay que tener en cuenta como empleado que debes conservar una copia del finiquito. Es decir, antes de firmar nada el trabajador debería de reclamar una copia de lo que está firmando, sellada por la empresa. Además, indicar una fecha que será en la que se recibe ese documento, muy importante para reflejar el último día de trabajo. 

En el caso en el que el empleado tenga dudas sobre el cálculo del finiquito, se puede señalar en este mismo documento que está “pendiente de revisión” o “no conforme”. Y si no se ha recibido aún la transferencia del finiquito es conveniente poner “pendiente de recibir”, para demostrar que no se ha cobrado el dinero que se indica. Y, por último, cuando estén ambas partes conformes, solo entonces, se firmará el documento. 

¿Qué es la indemnización?

La indemnización se refiere a una compensación económica que una parte, generalmente la empresa, paga a la otra, el empleado, como resultado de una acción legal o una obligación contractual. Se puede decir que la indemnización es la compensación por haber ocasionado alguna situación con perjuicio laboral: despidos injustificados, accidentes laborales, incumplimiento de contratos, entre otros.

En el contexto laboral, una indemnización por despido es el pago que el empleador realiza al trabajador cuando lo despide de manera injustificada o sin causa justa. El propósito de la indemnización por despido es proporcionar al empleado una compensación financiera por la pérdida de su trabajo y ayudarlo a enfrentar la transición a una nueva situación laboral.

En un despido, normalmente se cobrará la indemnización por el despido además del finiquito. Ahora se entiende la diferencia entre el finiquito y la indemnización, y es que esa es la clave: el finiquito se usa para formalizar el fin de un contrato de trabajo y establecer la liquidación, mientras que la indemnización es una compensación económica que se paga en situaciones específicas, como despidos injustificados o incumplimiento de contratos. 

En resumen, la principal diferencia entre el finiquito y la indemnización radica en su propósito y alcance. El finiquito se utiliza para formalizar la terminación de un contrato de trabajo y establecer los términos de la liquidación final, mientras que la indemnización es una compensación económica que se paga en situaciones específicas, como despidos injustificados o incumplimiento de contratos.

¿Qué tipos de indemnización hay?

Las indemnizaciones por despido pueden ser de varios tipos, cada uno de los cuales da derecho a una indemnización diferente. 

  • Indemnización por fin de contrato temporal. Si esta es tu situación y la empresa ha decidido no renovar tu contrato temporal, la indemnización a pagar es de 12 días por año trabajado, en función de la fecha en la que se haya formalizado el contrato. 
  • Por despido disciplinario. Esta situación no parece tan habitual pero ocurre cuando la empresa considera que el trabajador ha incumplido alguna de las normas de la empresa o ha cometido alguna falta grave. Y por tanto en estos casos debe de ser un juez quien determine si se trata de un despido procedente o no. Resulta un proceso algo más complejo, pero si se determina como despido procedente, el trabajador no recibe indemnización. En el caso de improcedente, la indemnización es de 33 días por año trabajado, con un máximo de 24 mensualidades o de 45 días con 45 mensualidades para contratos firmados antes del 12 de febrero de 2012. 
  • De tratarse de un despido por causas objetivas, es decir, por alguna de las causas contempladas en el artículo 52 del Estatuto de los Trabajadores, la indemnización será de 20 días por año trabajado, con un máximo de 12 mensualidades. 
  • El despido colectivo o ERE (Expediente de Regulación de Empleo), la indemnización será también de 20 días por año trabajado, con máximo de 12 mensualidades. 

Diferencia entre finiquito e indemnización: en resumen 

En resumen, la principal diferencia entre el finiquito y la indemnización radica en su propósito y alcance. El finiquito se utiliza para formalizar la terminación de un contrato de trabajo y establecer los términos de la liquidación final, mientras que la indemnización es una compensación económica que se paga en situaciones específicas, como despidos injustificados o incumplimiento de contratos.

Simuladores y calculadoras

Calcula tu próxima etapa con Ruta67

Si te planteas cuánto podrías ahorrar con tus ingresos o qué plan de pensiones encaja contigo, incluso si buscas visualizar tu futuro, te lo ponemos fácil con nuestros simuladores y calculadoras que te ayudarán a afrontar tu próxima etapa con Ruta67.