Cómo dar dinero a un hijo pagando los menos impuestos posibles
Reduce tus impuestos

Cómo dar dinero a un hijo pagando los menos impuestos posibles

Octubre 6, 2023 6 min 131 veces compartido

Todos hemos recibido alguna vez dinero de nuestros padres, desde unas monedas cuando éramos pequeños para comprarnos golosinas o una revista, hasta aportaciones más grandes cuando hemos empezado a construir nuestra vida. Pero, ¿es esto correcto ante los ojos de la ley? ¿Podemos dar o recibir grandes sumas de dinero entre padres e hijos sin pagar impuestos? 

Es bastante normal que, como padres, estemos dispuestos a dar cierta ayuda económica a nuestros descendientes, ya sea para la entrada de un piso o para comprarse su primer coche. Esta acción hecha con todo el cariño puede traer consigo ciertas consecuencias fiscales de las que debemos estar al tanto, por lo que vamos a ver en este artículo cómo dar dinero a un hijo sin pagar impuestos, o al menos el mínimo posible. ¿Estás listo? ¡Vamos!

Cómo dar dinero a un hijo, ¿es una donación?

Partiendo de un punto de vista económico, dar una gran suma económica a un familiar se puede considerar como una donación. Se define el término donación como un acto de liberalidad de una persona que transmite de forma gratuita algo que le pertenece a favor de otra persona que lo acepta. Cuando se da algo sin pedir ninguna compensación a cambio, se trata de una donación. 

Teniendo en cuenta esta información podemos decir que dar dinero a un hijo voluntariamente y sin recibir nada a cambio sí que se considera una donación. Esto también significa que está sujeto al Impuesto de Sucesiones y Donaciones independientemente de cuán grande o pequeño sea el importe de esta donación, así lo indica la ley. 

¿Cuándo hay que notificar a Hacienda de estos movimientos?

Como hemos visto, la ley indica que cualquier donación está sujeta al Impuesto de Sucesiones y Donaciones. Sin embargo, a niveles prácticos, Hacienda no se encarga de los regalos u obsequios en los que la cuantía o el valor es mínimo. 

La Agencia Tributaria exige que se le notifique obligatoriamente siempre y cuando la donación sea superior a 3.000 euros y/o se utilicen billetes de 500 euros. La Administración tiene permitido solicitar el tributo por donaciones menores durante los 4 años siguientes a la acción.

Tributación de las donaciones a los hijos 

Los padres que quieran dejar dinero a un hijo deberán saber que han de tributar por la cantidad que han donado. Este porcentaje podrá cambiar dependiendo de la comunidad autónoma en la que tributen. Además, los hijos deberán pagar el Impuesto de Sucesiones y Donaciones, que también varía dependiendo de la comunidad. 

Cada organismo autonómico es el encargado de establecer los tramos de tributación, pero en el caso de la donación de padre a hijos suele estar bonificada casi al 100%. Por ejemplo, en Andalucía, La Rioja o Madrid, la reducción de impuestos alcanza el 99%. 

Para poder llevar a cabo este trámite, hay que rellenar el modelo 651 de la adquisición de bienes por donación, que se deberá entregar a la Agencia Tributaria dentro de los primeros 30 días desde que se formaliza la donación. Junto a este documento, habrá que entregar también el documento privado de donación o la escritura de esta. 

Excepciones de tributación en el IRPF

Si bien es obligatorio tributar cualquier tipo de donación, existen algunos casos donde el donante está exento de tributar en el IRPF. Para ello, se debe dar la situación de que la donación se haya realizado para costear alimentos, educación, sustento o asistencia médica. 

¿Y si no queremos pagar ningún tipo de interés?

Puedes estar pensando en cómo dar dinero a un hijo sin pagar impuestos. Resulta que existe una opción para aquellas personas que no quieran ni declarar ni pagar impuestos por esta acción. Se trata de un préstamo sin intereses en el que no hará falta tributar ni se tendrán gastos intermedios. Normalmente estas situaciones se dan cuando el hijo desea adquirir una vivienda u otro bien material de gran valor. Aquí están los detalles importantes:

  • Prestatario: Si decides hacer un préstamo sin intereses, debes asegurarte de incluir los pagos acordados para amortizar el capital en la base deducible para la adquisición de vivienda.
  • Hijo: En el caso del hijo que recibe el préstamo, debe presentar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales (ITP). Sin embargo, no tiene que realizar ningún pago en relación a este impuesto.

Una de las condiciones que debe cumplir este préstamo sin intereses es la devolución garantizada del dinero y alguna forma de demostrarlo a Hacienda. Normalmente se demuestra a través de un contrato de préstamo entre las dos partes donde se incluye la siguiente información: 

  • Lugar y fecha donde se realiza el préstamo
  • Datos identificativos de las dos partes
  • La cuantía prestada
  • El plazo y la forma de devolución
  • Expresar de manera clara que es un préstamo sin intereses

Este documento debe formalizarse ante un notario por escritura pública, así como completar el modelo 600 del Impuesto de Transmisiones Patrimoniales en la respectiva comunidad autónoma.

Resumiendo

A pesar de lo que se cree, la donación de dinero a los hijos no sale gratis ante los ojos de la ley. Se trata de una donación más y debe tributar como tal. Aunque es común brindar apoyo financiero a los hijos para adquisiciones importantes, es esencial entender cómo esto se ajusta a las leyes y regulaciones fiscales.

La donación de dinero a un hijo se considera una transacción sujeta al Impuesto de Sucesiones y Donaciones, independientemente del monto. Si el regalo supera los 3.000 euros y/o implica billetes de 500 euros, debe notificarse a la Hacienda. Los porcentajes de tributación varían según la comunidad autónoma, pero en el caso de las donaciones de padres a hijos, suelen estar altamente bonificadas.

Sin embargo, existe una opción para aquellos que buscan evitar impuestos: otorgar un préstamo sin intereses. En este escenario, el hijo que recibe el préstamo debe presentar el Impuesto de Transmisiones Patrimoniales, pero no tiene que hacer pagos relacionados con este impuesto. El préstamo debe formalizarse a través de un contrato notarial y cumplir con ciertas condiciones para demostrar su carácter de préstamo sin intereses. Este enfoque puede proporcionar una alternativa fiscalmente beneficiosa para ayudar a los hijos en sus necesidades financieras.

Simuladores y calculadoras

Calcula tu próxima etapa con Ruta67

Si te planteas cuánto podrías ahorrar con tus ingresos o qué plan de pensiones encaja contigo, incluso si buscas visualizar tu futuro, te lo ponemos fácil con nuestros simuladores y calculadoras que te ayudarán a afrontar tu próxima etapa con Ruta67.