mejores inversiones
Rentabiliza tus ahorros

Las mejores opciones de inversión a largo plazo

agosto 5, 2022 6 min

Cuando pensamos en invertir, pensamos en maximizar nuestros ahorros, en poner a trabajar nuestro dinero para que no solo no pierda valor, sino que lo gane. Por eso, en general, cuando pensamos en invertir, lo hacemos a largo plazo con un objetivo en el horizonte. Ahorrar un buen colchón para la jubilación, comprar una casa, los estudios de los hijos…

Invertir a largo plazo puede ser de uno o dos años vista hasta mucho más, 20 o 30 años, pero en ambos casos, la manera en la que lo inviertas será muy distinta. Invertir a largo plazo sin riesgo no es del todo posible, y es que toda inversión tiene un punto incierto, pero sí es posible hacerlo con un riesgo moderado. ¿Quieres saber cómo? Te contamos las mejores opciones para invertir tu dinero a largo plazo, ¡empezamos!

¿Qué es una inversión a largo plazo?

Las inversiones a largo plazo son las que se conservan como mínimo durante un año, no obstante, si pensamos en invertir a largo plazo, la perspectiva es bastante mayor. Como ya hemos visto, el mejor ejemplo es el ahorro para el momento de nuestro retiro. En este caso, el tiempo es nuestro mejor amigo para hacer crecer nuestro dinero. 

Invertir a largo plazo sin riesgo

Una de las características más atractivas de las inversiones a largo plazo es que, por definición, el nivel de riesgo es bajo. Y es que no es posible mantener una inversión durante mucho tiempo con un nivel de riesgo elevado. ¿Y cuál es la mejor forma de reducir el riesgo? La respuesta es la palabra mágica en el mundo de las inversiones: Diversificar. 

Pero, ¿qué supone diversificar? Pues distribuir nuestra inversión en distintas carteras, dividimos nuestros ahorros, dividimos el riesgo y por tanto, lo reducimos. No obstante, el riesgo en cada una de ellas debe ser moderado si las planteamos a largo plazo. De esa manera, pueden mantenerse en el tiempo sin posibilidad de sufrir grandes pérdidas. 

Las inversiones son un mundo cambiante, por lo que no podemos pretender invertir a largo plazo sin riesgo alguno. Sin embargo, sí podemos minimizarlo al máximo. Eso sí, la rentabilidad en ese caso será más baja. 

Invertir a largo plazo: las mejores opciones

Es momento de ponerse manos a la obra. ¿Cuáles son las mejores inversiones a largo plazo? Algunas más arriesgadas y más rentables, otras más sostenibles y seguras, vamos a verlas todas. 

Fondos de inversión

Los fondos de inversión son productos gestionados por empresas. Los fondos combinan el dinero aportado por múltiples inversores para invertirlo en varios activos distintos. Esto se acuerda previamente con todos los inversores. 

Existen distintos tipos de fondos de inversión y son una buena opción para diversificar tu inversión que, como hemos visto antes, es la mejor manera de minimizar riesgos. Además, te permiten pasar dinero de un fondo a otro sin pagar impuestos. 

¿Lo mejor? Los fondos de inversión son gestionados por profesionales financieros y expertos en inversiones, por lo que una vez hayas decidido en cuál invertir tus ahorros, no tendrás que dedicarles demasiado tiempo. 

Planes de pensiones

Ya lo hemos comentado, ahorrar para la jubilación es uno de los objetivos más evidentes si hablamos de invertir a largo plazo. Pensamos en un ahorro a 10, 20 o incluso 30 años vista. 

A la hora de planear nuestro retiro, un plan de pensiones es la opción idónea. Tienen unas características similares a los fondos de inversión: inviertes una cantidad determinada que es gestionada externamente por profesionales.

Eso sí, los planes de pensiones son por definición inversiones a largo plazo, porque solo podrás rescatar tu dinero pasados 10 años o en situaciones muy específicas que contempla la ley. 

Además, el dinero invertido en un plan de pensiones se puede descontar de la base imponible a la hora de hacer la declaración de la renta.

Acciones

Este tipo de inversión a largo plazo tiene más sentido si ya tenemos algo de experiencia y de conocimiento del mercado financiero. Es necesario hacer una investigación más exhaustiva para no dar pasos en falso, sobre todo si quieres mantener tu inversión a largo plazo. 

También puedes diversificar invirtiendo en distintos tipos de acciones distintas, pero requiere de más atención y trabajo hacerlo manualmente que con un fondo de inversión. 

Inversiones inmobiliarias

Otra de las inversiones a largo plazo más evidentes. El mercado inmobiliario siempre aumenta su valor con el tiempo, por lo que, aunque son inversiones altas, tienen poco riesgo si elegimos bien. 

Puedes comprar directamente para luego vender o alquilar, pero también puedes contribuir en un fondo de inversión inmobiliaria, una manera más sútil de invertir en este campo. 

Invertir a largo plazo: conclusiones

Ya lo hemos visto, invertir a largo plazo implica estabilidad y riesgo bajo o moderado. Y la mejor manera de hacerlo es diversificar nuestros ahorros: no podemos comprometer todo nuestro capital en un solo tipo de inversión.

Una buena forma de diversificar es confiar tu inversión a un fondo gestionado por expertos. Dividirás tus ahorros en distintos activos y no tendrás que llevar un control muy exhaustivo. Otra opción similar puede ser un plan de pensiones, dedicado a planificar económicamente tu jubilación.

Si tienes más experiencia en el mundo de las inversiones y estás dispuesto a investigar y gestionar personalmente tu inversión a largo plazo, puede que optar por invertir en acciones o en el mercado inmobiliario sean buenas opciones. 

En definitiva, sea cual la opción por la que te decantes, revisa tu estrategia de manera periódica, al menos una vez al año. Comprueba que todo marcha según lo previsto y que no hay grandes devaluaciones y, si es así, actúa en consecuencia.

Temas relacionados