explicacion precio seguro de vida
Protégete a ti y a los tuyos

¿De qué depende el precio de un seguro de vida?

Agosto 5, 2022 5 min

En ciertos momentos clave de la vida, mucha gente se plantea contratar un seguro de vida. Y es que es una herramienta que nos aporta seguridad, tanto a nosotros como a nuestros seres queridos en caso de imprevisto. 

Los precios de un seguro de vida dependen de una serie de circunstancias personales, como la edad, el estado de salud, tu trabajo… Al final, las compañías estudian los posibles factores de riesgo para fijar el precio, por lo que los costes pueden variar mucho de unas pólizas a otras. Si estás pensando en contratar un seguro de vida, es necesario que tengas claros todos estos factores para elegir el seguro de vida que mejor se adapta a tus necesidades. Vamos a verlos todos en este post, ¡comenzamos!

Los factores que influyen en el precio de los seguros de vida

Los seguros de vida son una garantía de tranquilidad para ti y tus seres queridos. Y es que ante situaciones inesperadas, como un accidente, una enfermedad o una invalidez, te aseguran una cierta estabilidad económica.

Por lo general, las compañías fijan el precio de un seguro de vida en base a dos factores: nuestra edad y la cantidad de dinero que recibirán los beneficiarios.

Por supuesto, antes de contratar una póliza, es habitual preguntarse a cuánto puede ascender el precio del seguro de vida y cuáles son los demás factores que influirán en él. Dependiendo de nuestra situación y características personales, y también de las necesidades de los beneficiarios del seguro, antes de decidirte por un seguro.

La edad

Una cosa está clara, cuánto más joven, menos probabilidades de fallecer. Eso, directamente, reduce mucho la posibilidad de que tu aseguradora tenga que indemnizar a los beneficiarios. Así que, como es lógico, cuánto mayor seas, más cara será la póliza de tu seguro de vida.

Lo mismo ocurre con accidentes o enfermedades graves, aunque son situaciones algo aleatorias, es cierto que nuestra salud se resiente más con la edad. 

Por todo esto, tu edad es el primer factor que se tiene en cuenta a la hora de calcular el precio de un seguro de vida. 

El estado de salud

Al fin y al cabo, un seguro de vida depende directamente de la salud del que lo contrate, así que lógicamente, tu historial médico y estado de salud general influye y mucho en los costes. Por ejemplo, si has sufrido alguna enfermedad grave, como un cáncer, o algún síndrome cardiaco como un infarto, esto modificará lo que pagues por tu seguro. También depende de cuánto hace que ocurrió o que lo superaste.

La compañía de seguro estudiará tanto tu estado de salud como tu historial médico para ajustar el precio de tu seguro de vida. 

La ocupación

Este factor tiene especial importancia solo si trabajas en un sector que se pueda considerar de riesgo. Hay una serie de profesiones que, comparadas con un clásico trabajo de oficina, son mucho más peligrosas o estresantes, y ambas cosas influyen directamente en la salud. Trabajar en el sector de la construcción, la aviación o los transportes puede suponer un aumento en el precio de tu póliza. 

Los hábitos y el estilo de vida

Dentro de este factor entran distintos hábitos que pueden ser perjudiciales para la salud o muy arriesgados. Estamos hablando, claro, del tabaco o el consumo de alcohol habitual, costumbres que pueden ser causa de enfermedades graves o de fallecimiento. Otro hábito de riesgo puede ser la práctica de deportes extremos.

Seguros de vida: precio anual

Es lógico que tengamos muy en cuenta a la hora de contratar un seguro de vida, el precio anual o al mes. Sin embargo, como hemos visto, cada circunstancia es un mundo, y los precios pueden variar por infinidad de condiciones distintas.

Deberemos tener en cuenta todos estos factores que ya hemos visto, además del capital que podamos aportar y de las distintas coberturas que nos interesen según nuestro caso y las necesidades de nuestros seres queridos. 

Por eso, lo más conveniente es que consultes con un experto, que compares precios y ofertas de distintas aseguradoras y tengas muy claras tus circunstancias y coberturas que quieras contratar antes de decidirte por un seguro.

El precio de un seguro de vida con la hipoteca

Contratar un seguro de vida a la vez que la hipoteca puede ser una buena opción para rebajar los intereses, una fórmula que ofrecen muchos bancos. 

Algunos incluso pueden obligar a firmar una póliza de seguro de vida al contratar la hipoteca. Y es que el principal objetivo de estos seguros es garantizar una estabilidad económica a los beneficiarios, y esto incluye el pago de deudas o préstamos como una hipoteca. 

El precio de un seguro de vida con la hipoteca compensa sobre todo en los primeros años del préstamo, en los que los intereses suelen ser más altos. 

Recapitulando

En definitiva, el precio de un seguro de vida puede depender de infinidad de factores distintos, aunque los cruciales son dos: la edad, y la cantidad total de dinero que recibirán los beneficiarios. 

Por otro lado, se tienen en cuenta (y mucho) otras circunstancias muy concretas de la persona, como el historial sanitario, los hábitos perjudiciales como fumar o practicar deportes de riesgo, o su ocupación. Por eso es tan complicado dar un precio aproximado o general de lo que cuesta un seguro de vida al mes o al año. ¿Nuestro consejo? Compara, infórmate y déjate aconsejar, es una decisión muy importante, así que no conviene tomarla a la ligera.

Temas relacionados