consejos ahorrar viajando
Ser joven y ahorrar es posible

Consejos para ahorrar viajando

Agosto 4, 2022 6 min

¿Estás preparando tu próximo viaje o ya estás pensando en destinos para tus vacaciones de verano? Viajar es una de nuestras aficiones favoritas, pero también una de las más caras: medios de transporte, alojamiento, comidas… Rebaja algunos costes para viajar de manera más económica y poder permitirte muchos más viajes.

Si eres un apasionado de los viajes ya conocerás alguno de los trucos que vamos a darte, pero seguro que te sorprendemos con otros. Tenemos consejos tanto para viajes más largos y preparados como para escapadas de última hora. ¿Listo para despegar? ¡Empezamos!

Elige bien las fechas de tu viaje 

En este punto es muy importante preparar tu viaje con tiempo para ahorrar. El precio de los vuelos y trenes varía totalmente de un mes a otro, incluso de un día para otro. Por ejemplo, si viajas a un país tropical, las temporadas de monzones son mucho más baratas y, además, el lugar no estará tan abarrotado. En general, evitar temporadas altas, es decir, los meses de verano, fiestas de Semana Santa o fin de año, te permitirá ahorrar mucho dinero.

Compara tus trayectos en distintos meses para encontrar cuándo será más económico y, una vez lo tengas, prueba con distintas combinaciones de días y horas. Viajar los viernes o los domingos es mucho más caro que un día entre semana. Cuanto más flexible seas con las fechas de tu viaje, mejor. Te llevará un tiempo encontrar la combinación perfecta, pero te lo aseguramos: merece la pena. 

Por otra parte, si vas a hacer un trayecto largo, valora la posibilidad de viajar de noche, ya sea en tren, autobús o avión. Si duermes durante el viaje, ahorrarás en alojamiento y podrás aprovechar todas las horas del día para disfrutar de tu destino.

Mezcla las compañías

Si viajas en avión, prueba todas las posibles combinaciones, tanto de día y hora como de compañía aérea. Es un truco que no muchos saben, pero buscar los vuelos de ida y vuelta por separado te puede resultar mucho más económico. A veces hacer la ida y la vuelta con diferentes compañías o volando a aeropuertos distintos te puede permitir ahorrar unos euros. 

Economiza en equipaje

Este consejo tiene más sentido que nunca, y es que cada vez son más las compañías que cobran por la maleta de mano. ¿Nuestro consejo? Adopta la filosofía mochilera: las mochilas van contigo en cabina y así te ahorras el dinero de facturar y el tiempo de esperar la maleta en la cinta. Por no hablar del disgusto si te pierden el equipaje. 

Además, viajar con mochila te obliga a economizar al máximo el espacio. Te darás cuenta de que casi siempre llenas la maleta de ‘por si acasos’ que terminas por no gastar o utilizar, y que muchas veces eso te supone un exceso de kilos que acabas pagando (y cada kilo sale muy caro).

Como con todo, irás perfeccionando tu técnica de hacer mochilas con el tiempo, pero enseguida te darás cuenta de que viajar ligero es la forma más cómoda, económica y conveniente de ver mundo. 

Ahorra en alojamiento

Las alternativas a los hoteles son infinitas; cada vez más plataformas permiten alquilar una habitación o pieza de la casa e incluso intercambiar vivienda. Vivirás como un verdadero autóctono y además ahorrarás dinero. 

A todos nos gustan los hoteles, pero la realidad es que cuando visitamos un lugar nuevo, pasamos el tiempo justo en nuestra habitación. No vale la pena invertir demasiado en el alojamiento si prácticamente solo lo pisamos para dormir. 

Seguro que ya has oído que el mítico couchsurfing sigue siendo una de las maneras más económicas de viajar. Se trata de una página web en la que gente autóctona ofrece su sofá para dormir de manera gratuita. Otra opción para hospedarse sin pagar ni un euro es intercambiar casa con otros viajeros, más conveniente para viajes extensos. 

Por supuesto, siempre tienes la opción de alquilar un apartamento, casa o habitación en Airbnb o plataformas similares, aunque se vuelven cada vez menos asequibles. 

Ojo con las comidas

Comer es una de las cosas en las que más dinero solemos gastar mientras viajamos. Nos acostumbramos a los precios de los lugares más turísticos y acabamos pagando cantidades desorbitadas por nuestras comidas. 

Intenta ir un poco más allá y alejarte de los monumentos y zonas más abarrotadas. Allí es más probable que los precios no se correspondan con la realidad. ¿Nuestra opción preferida? Busca lugares tradicionales, investiga un poco y recaba opiniones sobre bares y restaurantes donde comen los lugareños. Prueba platos típicos y disfruta de uno de los mayores placeres de viajar: descubrir una nueva gastronomía a un precio mucho más razonable. 

Y otra recomendación, compra comida para llevar y degústala en un pícnic, en un parque o jardín, si hace buen tiempo.

Recapitulando

Si quieres ahorrar al máximo en tus vacaciones, debes tener en cuenta algunos factores en los que se nos suele ir, casi sin darnos cuenta, mucho dinero. Al planificar tu viaje, lo más importante es ser flexible con las fechas. De un mes a otro, de un día para otro, incluso de una hora a otra, los precios pueden variar, y mucho. Prueba distintas combinaciones para dar con el precio más económico posible, y considera también la opción de cambiar de compañía o de aeropuerto para la ida y la vuelta. 

Tu nuevo mantra debe ser viajar ligero para evitar pagar por facturar o por kilos extra, y huir de los hoteles y de los lugares demasiado turísticos para comer. En definitiva, intenta mimetizarte lo máximo posible con los lugareños e imitar sus costumbres. No solo exprimirás mucho más tu viaje, sino que también ahorrarás dinero. 

Temas relacionados