comer saludable economico
La ruta de tu vida

Comer de forma saludable y económica es posible

Enero 29, 2015 3 min 24 veces compartido

Para estar sanos hay que comer bien, el desayuno es la ingesta más importante del día, hay que evitar la comida basura… Sí, todo esto lo sabemos, pero aun así el 60% de los españoles come habitualmente alimentos precocinados, dulces, bollería y snacks. Así lo revela un estudio de la Escuela de Alimentación de la Fundación Eroski, el cual también añade que el 68% de los consumidores cree que una cesta de la compra saludable es un 29% de media más cara.

No obstante, una alimentación saludable es clave para el bienestar físico, anímico y para preservar la belleza natural. Pero ¿es posible comer sano y sin gastarse mucho dinero? ¡Por supuesto!
Una de las claves es buscar los productos de temporada. “Los productos de mercado no son más caros, ¡al contrario! Si puedes comprar en el mercado, en la frutería, pescadería o carnicería de confianza, podrás llevarte a casa productos de temporada, a mejor precio y de mayor calidad”, explica Ana María, autora del blog Cocinando entre olivos.

Cocinar en casa y con cabeza puede ser otra de las soluciones. Ana María explica: “Si preparo un cocido en casa, hago una olla grande, lo preparo sin nada de grasa, con verdura, una pechuga de pollo entera y la legumbre, tendremos varias comidas. Un día los garbanzos con las verduras, otro día sopa con fideos y con la pechuga hago croquetas. Si sobran garbanzos, los preparo «mareados«.

¡Ojo al momento de ir a comprar!: Preparar la lista de la compra o ir al supermercado sin hambre ayuda a comprar solo aquello que necesitamos. Además, elaborar un menú semanal o mensual para no recurrir a la compra improvisada nos permite aprovechar al máximo los alimentos. “Otra opción es ir con el dinero en metálico justo, de esta forma se evita la compra compulsiva y se adquieren realmente las cosas necesarias”, apunta Ana María.

¿Más consejos? Busca recetas baratas, controla y compara los precios de los alimentos, aprovecha las sobras para hacer nuevos platos,  conserva los alimentos apropiadamente, compra al por mayor los alimentos no perecederos como tomate en lata, aceite, vinagre o la pasta y organiza bien la despensa.

Para terminar os dejamos un menú sano y económico a modo de ejemplo.

¡Buen provecho!

Temas relacionados