subvenciones personas dependientes
Protégete a ti y a los tuyos

Ayudas a la dependencia y cuidados en el entorno familiar

Abril 26, 2024 6 min 351 veces compartido

Cuidar a un familiar en una situación de dependencia, es un trabajo que requiere tiempo y recursos económicos. Por eso existen las ayudas a la dependencia. Prestaciones económicas y prestaciones vinculadas a un servicio que funciona como apoyo para las familias que lo necesiten.

Las cuantías máximas y mínimas han aumentado este 2024 en función del grado de dependencia de cada persona. Si tienes a una persona mayor o en situación de dependencia a tu cuidado o tú mismo estás en esta situación, te interesará conocer todas las novedades en relación a las ayudas a la dependencia. 

Sigue leyendo este post para conocer todos los servicios y las prestaciones económicas disponibles en 2024. ¡Que no se te pase nada! 

Ley de dependencia: ayudas por tener una persona mayor a cargo

Según el Boletín Oficial del Estado (BOE), la ley de dependencia pretende “regular las condiciones básicas que garanticen la igualdad en el ejercicio del derecho subjetivo de ciudadanía a la promoción de la autonomía personal y atención a las personas en situación de dependencia”.

Dicho de una forma más sencilla, la ley de dependencia regula el pago de ayudas a personas con situación de dependencia para garantizar sus derechos básicos, su autonomía, seguridad y su bienestar. Esta ley, ofrece una serie de prestaciones económicas que incluyen tanto ayudas para familiares cuidadores, como para contratar cuidadores de personas dependientes. Además, también incluyen prestaciones a servicios como la ayuda a domicilio, la atención residencial, la prevención y promoción de la autonomía personal o el acceso a un centro de día.

Grados de dependencia y prestaciones en 2024

Existen tres grados distintos de dependencia:

  • Grado I: Dependencia moderada. La persona necesita ayuda en sus tareas básicas al menos una vez al día o de manera intermitente. 
  • Grado II: Dependencia severa. La persona necesita ayuda en sus tareas básicas varias veces al día, aunque no constantemente.
  • Grado III: Gran dependencia. La persona necesita ayuda en sus actividades básicas varias veces al día y la presencia constante de la persona que la cuide.

Las prestaciones económicas de la ley de dependencia siempre dependen del grado de incapacidad de la persona. Veamos cada caso en detalle:

Prestación económica para cuidados en el entorno familiar (cuidados no profesionales)

Se trata de una de las ayudas a la dependencia, de carácter excepcional, dirigida a la persona en situación de dependencia para contribuir a los gastos derivados de sus cuidados en su hogar. La finalidad es apoyar económicamente el trabajo que la persona cuidadora no profesional desarrolla en el entorno familiar y evitar que el beneficiario de la ayuda tenga que dejar su núcleo de convivencia. Siempre y cuando así lo escoja la persona beneficiaria de la ayuda, la vivienda cumpla las condiciones de habitabilidad y así lo establezca su Programa Individual de Atención (PIA). 

En concreto las ayudas a la dependencia para cuidados no profesionales van desde los 180 hasta los 455,40 euros mensuales para cubrir cuidados no profesionales, es decir, familiares que cuidan a la persona en su casa. La cantidad la cobra la persona en situación de dependencia en 12 mensualidades, y puede variar según la comunidad autónoma y el grado de dependencia:

  • Grado III gran dependencia: 455,40 euros al mes
  • Grado II de dependencia severa: 315,90 euros al mes
  • Grado I de dependencia moderada: 180,00 euros al mes

Servicio: ayudas para contratar cuidadores de personas dependiente 

Si el PIA elaborado por los servicios sociales determina que la persona dependiente requiere servicios profesionales, ya sean a domicilio o en un centro de día o una residencia, el beneficiario tendrá acceso a este servicio y a su prestación vinculada.

  • Servicio de ayuda a domicilio: la intensidad del servicio depende del grado de dependencia.
    • Dependencia grado I: de 20 a 37 horas mensuales.
    • Dependencia grado II: de 38 a 64 horas mensuales.
    • Gran grado III: de 65 a 94 horas mensuales.
  • Servicios de centros de día:
    • Dependencia grado I: prestación de 445,3 euros al mes. 
    • Dependencia grado II: prestación de 747,25 euros al mes.
    • Gran grado III: prestación de 747,25 euros al mes.
  • Servicios de atención residencial:
    • Dependencia grado I: prestación de 313,5 euros al mes. 
    • Dependencia grado II: prestación de 445,3 euros al mes.
    • Gran grado III: prestación de 747,25 euros al mes.

La ayuda nunca será inferior a las cuantías mínimas establecidas que le pueden corresponder al beneficiario según su grado y niveles de dependencia:

  • Grado III de dependencia: 200 euros al mes
  • Grado II de dependencia: 150 euros al mes
  • Grado I de dependencia: 100 euros al mes

¿Dónde se solicitan las ayudas para cuidar a un familiar?

Para solicitar ayudas a la dependencia hay que acudir a un centro de atención primaria o a los servicios sociales municipales, y es necesario contar con un informe que acredite el grado de dependencia. Este informe lo elabora el Servicio de Valoración de la Dependencia teniendo en cuenta los informes de salud, la visita al domicilio y una entrevista con la persona dependiente. Una vez realizada esta valoración, el siguiente paso es la elaboración del Plan Individualizado de Atención (PIA), en el que se detalla la prestación económica o servicio que corresponde.

Más adelante, si su situación cambia, puede pedir una revisión sobre este grado.

Lo cierto es que la lista de espera para percibir las ayudas a la dependencia ha sido muy larga, sobre todo durante los primeros meses desde su entrada en vigor. En 2023 el Gobierno aumentó el presupuesto de asistencia, pero la gestión y la burocracia en cada una de las autonomías han entorpecido el proceso para percibir estas ayudas, según detectaron los mismos Servicios Sociales.

En 2024 las ayudas a la dependencia aumentan un 17,6% en las prestaciones destinadas al cuidado de personas dependientes en su entorno familiar. El incremento varía en función del tipo de asistencia recibida y del grado de dependencia de cada persona.

Recapitulando: las ayudas a la dependencia

La ley de dependencia ofrece estas prestaciones económicas, necesarias para todas aquellas personas que necesiten ayuda para realizar sus tareas básicas diarias y así garantizar su autonomía y bienestar. Pueden ser personas mayores, con alguna enfermedad o discapacidad.

Para solicitar una ayuda es necesario tener acreditado uno de los tres grados de dependencia (moderada, severa o gran dependencia). Las prestaciones van destinadas a cubrir desde los cuidados no profesionales en el domicilio hasta los servicios de personal especializado o de centros de día y residencias. La cantidad recibida mensualmente dependerá del grado de dependencia de la persona. 

Eso sí, a la hora de pedir ayudas a la dependencia, paciencia. La norma dice que se resuelva el expediente en seis meses como máximo, aunque ese proceso suele extenderse bastante dependiendo de la comunidad autónoma, y la media se sitúa en un año de espera.

Simuladores y calculadoras

Calcula tu próxima etapa con Ruta67

Si te planteas cuánto podrías ahorrar con tus ingresos o qué plan de pensiones encaja contigo, incluso si buscas visualizar tu futuro, te lo ponemos fácil con nuestros simuladores y calculadoras que te ayudarán a afrontar tu próxima etapa con Ruta67.