Nuevos propósitos
La ruta de tu vida

Septiembre es mi momento… ¿Qué deseo iniciar con todas mis ganas?

Septiembre 15, 2016 4 min 30 veces compartido

Por Patricia Ramírez

Septiembre es tu mes, tu momento, tu pistoletazo de salida. Sinceramente, puede ser septiembre como puede ser octubre. No tienes que agobiarte tampoco pensando que es en septiembre o no será hasta enero. Lo que sí es importante es tener un pistoletazo de salida, una fecha clave, un antes y un ahora. Algo que, en definitiva, te predisponga para el cambio.

  1. Convéncete de que no hay un momento perfecto. Así que, de todos los momentos imperfectos, este puede ser el tuyo.
  2. Asegúrate de iniciar el cambio que deseas, no el que te pide tu pareja, tus hijos o los amigos. Todos quieren que hagas cosas como que dejes de fumar, que lleves una vida menos sedentaria, que te alimentes mejor o, tus amigos, que juegues con ellos el partidillo de fútbol. Pero, ¿es lo que a ti te apetece? Difícilmente podrás involucrarte en tu momento si no es algo que tenga sentido para ti. Contesta de forma sincera a la pregunta: ¿qué deseo hacer con todas mis ganas?, ¿a qué creo que podría dedicarle tiempo sin que me costara mucho esfuerzo?
  3. ¿El cambio depende de ti? No puedes involucrarte en algo que depende de la participación de otros. Si quieres que sea tu momento, busca algo que de verdad puedas gestionar tú.
  4. Prepárate para gestionar el error. Sí, cuenta con él, de entrada. No se trata de que te orientes al fracaso. Pero las expectativas irreales y por encima de lo esperado pueden llegar a frustrarte. En cambio, saber que necesitarás varios intentos, que cuando empieces tendrás agujetas, cansancio, que no te sentirás hábil o con la destreza suficiente, te ayudará a pensar que eso forma parte del camino.
  5. No escuches al tóxico. “¿A tu edad vas a empezar a correr?”, “¿Pero no te da pereza salir ahora después del trabajo?” Al tóxico le encantaría haber encontrado también su momento, pero otros límites y barreras se lo impiden. Así que tratará de que tú reniegues del tuyo, porque así, tristemente, se sentirá mejor. Ya sabes, mal de muchos, consuelo de tontos.
  6. Gestiona bien tus emociones. Sentirás ilusión, alegría, pero también frustración, decepción, cansancio, rabia. No pasa nada, forman parte del proceso, igual que el error.
  7. No te fuerces. No estás preparando las próximas olimpiadas, ni tienes que superar a nadie. Estás cogiendo un hábito nuevo, y como todo, cuesta. Así que si un día estás cansado, te da pereza o tienes otros planes, sé flexible. Si te machacas como si fuera una obligación más, querrás abandonarla pronto.
  8. Sé consciente de tus progresos, felicítate y celébralos: “Soy un tío grande”. Atribúyete la responsabilidad de tus éxitos. Tú decidiste que era tu momento y te involucraste y comprometiste con él. Por eso, lo que vas consiguiendo es gracias a ti. Mereces un reconocimiento.
  9. Esfuerzo sí, sufrimiento no. Trata de que tu objetivo te motive, que tenga dificultad, que sea ambicioso, pero de tal manera que puedas disfrutarlo. Nos llena de orgullo aquello que logramos a través de nuestro esfuerzo, de nuestra perseverancia, de nuestro trabajo. Pero nos termina por quitar la ilusión la idea de tener que sufrir por la meta. Realmente estamos hablando de una actividad de ocio, un deporte, iniciarte en algo, no de vencer sufriendo una larga enfermedad.
  10. Persevera, nadie consigue un objetivo de un día para otro. Y si puedes, conviértelo en filosofía de vida. Es más fácil comprometernos con aquello que va a formar parte de nosotros que con cambios puntuales que persiguen una meta concreta, como perder peso. Es preferible aprender a comer de forma sana que intentar adelgazar. Al final terminas consiguiendo lo segundo, pero de forma natural.

Lee también: Meditar para cambiar el cerebro y… la vida

bannernews es

Temas relacionados
¿Tienes alguna duda?
  1. Tengo un plan de pensiones en una póliza colectiva de «pppc empleados del grupo gas natural fenosa «.
    Me he jubilado en julio de 2015 y deseaba conocer las fórmulas que me ofrezcan más beneficios fiscales para cobrar el plan.
    Mi d.n.i. Por so fuera preciso, 51967288f

    1. Nos gustaría conocer a fondo tu caso y poder darte una respuesta más personalizada. Puedes contactar con nosotros aquí y tu oficina CaixaBank se pondrá en contacto contigo lo antes posible en cumplimiento de la Ley de Protección de Datos.