Por qué es beneficioso invertir en commodities
Rentabiliza tus ahorros

Qué son y cómo invertir en commodities

agosto 19, 2020 5 min 11 veces compartido

Qué son los commodities

A pesar de su nombre anglosajón, las commodities no son más que los bienes básicos de uso comercial, sin agregar y, en apariencia, sin diferencia entre unos y otros de la misma tipología, que se utilizan como materias primas para, a su vez, elaborar otros productos. Ya desde hace más de tres siglos, los agricultores de EE. UU. comenzaron a negociar, a través de intermediarios, el precio de sus cosechas antes de que las recogieran, jugando con el valor esperado a futuro de esos bienes, expresado por medio de un contrato.

Tipos de commodities

Existen commodities, además de agrícolas (trigo, maíz, azúcar, cacao), relacionadas con el sector energético (carbón, gas o petróleo), metales industriales (zinc, cobre, oro, platino) y otros más específicos, como es el caso del Rhodio. De hecho, muchos países, principalmente de América Latina, basan su economía en la exportación de ciertas materias primas, como Chile con el cobre, Venezuela con el petróleo o Argentina con la soja.

Principales características

Tradicionalmente, las commodities han tenido una serie de características muy específicas de cara a la inversión:

invertir en commodities 1
  • Son más volátiles que otros productos financieros, lo que significa un mayor riesgo pero, también, probabilidad de mayores ganancias que con otras operaciones.
  • Dependen mucho de factores externos, como los desastres naturales, que afectan a las cosechas, las tensiones en el comercio internacional, las cadenas de suministros o el segmento logístico, entre otros.
  • Tienen una gran facilidad de intercambio en el mercado, ya que, por regla general, siempre hay inversores interesados en ellas.

Cómo invertir en commodities

La negociación de las commodities se produce a través de dos vías principales: los spot (donde los pagos se llevan a cabo al contado; es decir, se trata de la venta de la producción a corto plazo) y los mercados a futuro (las compañías negocian un precio a futuro para intentar obtener con ello una rentabilidad, no comprando tan caro más adelante). En concreto, este tipo de productos puede ser una buena manera para que los inversores se diversifiquen más allá de las acciones y los bonos.

Alternativas de inversión en el mercado de materias primas

A continuación, vamos a hablar de las diferentes alternativas que hay para invertir en materias primas:

  • Mercados de futuros. A través de un acuerdo de futuros se concreta para un momento posterior en el tiempo la venta de una cantidad específica de materias primas, como petróleo, maíz u oro, a un precio determinado. Por un lado, las grandes empresas consiguen así asegurarse un suministro estable para mantener su producción y, por el otro, ciertos inversores intentarán beneficiarse de potenciales cambios en los precios para ese determinado bien, aunque su objetivo en ningún caso es quedarse con ese material. Para poder invertir en un contrato de futuro hay que abrir una cuenta de corretaje o de valores. Cada contrato de estas características requiere de un depósito mínimo, que depende de cada corredor.
  • Acciones. Otra posibilidad es invertir en títulos de empresas que extraen esas materias primas para luego comercializarlas dentro de su cadena de valor, como, por ejemplo, ocurre en el caso de las compañías petroleras. En este sentido, también existe la posibilidad de llevar a cabo unas opciones sobre acciones, que precisan de una inversión menor que la compra directa de acciones, limitándose su riesgo al coste de la opción.
  • ETFs (Exchange Traded Funds) y ETNs (Exchange Traded Notes). Permiten a los inversores participar de las fluctuaciones de los precios de las commodities sin invertir directamente en los contratos de futuros. Mientras los ETF rastrean el precio de una materia prima que corresponde a un índice a través de contratos de futuros, los ETN son deuda sin garantía que imita la fluctuación de precios en un producto o índice, estando respaldado por el emisor.
  • Fondos indexados. Se trata de cestas que contienen productos (acciones) de compañías relacionadas con una commodity determinada. Aunque se ven afectados por las fluctuaciones del mercado, al estar más diversificados suelen contener mejor la volatilidad. En este tipo de productos se cuenta con la gestión profesional del dinero a través de los especialistas que controlan el fondo.
  • Futuros gestionados. Un operador de pool de productos básicos (CPO, por sus siglas en inglés) es una figura, normalmente una empresa, que reúne dinero de diferentes inversores, lo combina en un solo fondo de inversión e invierte en contratos de futuros y opciones. Suele utilizar a asesores de negociación de materias primas (conocidos como CTA) que le aconsejan sobre las diferentes decisiones comerciales.

Temas relacionados