coleccionismo pesetas
Rentabiliza tus ahorros

De pesetas a euros ¿Qué ha pasado con nuestra moneda?

Agosto 24, 2022 5 min

Tras más de 130 años de historia, la peseta nos abandonó definitivamente hace ya 20 años. El 28 de febrero de 2002, el euro pasó a ser la única moneda legal en nuestro país y en el resto de países de la zona euro.

Para facilitar la transición hacia la nueva moneda, se fijó un periodo para poder cambiar nuestras pesetas a euros en los distintos bancos y, más tarde, solo en el Banco de España. A partir del 2021 ya no es posible convertir en euros las antiguas pesetas, por lo que ahora tienen otra clase de valor. Algunos coleccionistas llegan a pagar hasta 20.000 euros por una moneda de 5 pesetas. Si quieres saber más sobre el cambio de pesetas a euros y del coleccionismo de nuestra antigua moneda, ¡sigue leyendo!

De las pesetas a los euros: un poco de historia

Antes de comenzar, veamos un poco de historia para saber cómo pasamos de pesetas a euros. La peseta nació en 1868 como unidad monetaria en toda España y se comenzó a acuñar en Madrid. Cada peseta indica el año en el que se acuñó y guarda un trozo de historia, de política o de arte de ese momento. En concreto, contamos con 134 años de historia acuñada en monedas.

La circulación de monedas y billetes cada vez es más rara. Seguro que nuestra cartera pesa menos que hace 20 años, y es que el dinero en formato digital gana adeptos día a día. Casi todos los comercios aceptan el pago con tarjeta de crédito. Estas tarjetas ahora están dentro de nuestros teléfonos móviles y el auge del comercio online hace que cada vez paguemos más de manera telemática, gracias también a métodos de pago en línea como Paypal o Bizum.  

Además, el concepto de ahorro tiene cada vez más importancia, y es que preferimos poner a trabajar a nuestro dinero para conseguir rentabilidad que tenerlo durmiendo debajo del colchón o parado en una cuenta. 

Convertir pesetas a euros

Para hacer más ameno este importante cambio en la vida de todos los españoles, se estableció un periodo durante el cual se podían canjear las pesetas por euros. Hasta el 30 de junio de 2002 se podían cambiar en cualquier sucursal de banco en España y, a partir de entonces, solo en el Banco de España. Este plazo terminó finalmente el 30 de junio de 2021, casi 20 años para cambiar nuestras viejas pesetas y darles una nueva vida y utilidad. Pero las pesetas hoy tienen un nuevo valor: su coleccionismo.

Pesetas de coleccionista: una moneda histórica

La numismática es una de las formas de coleccionismo más comunes. Y la peseta no iba a ser una excepción. De hecho, dado que a partir de junio del 2021 ya no es posible canjear pesetas por euros, el valor que pueden tener es sentimental o de coleccionismo. Hay algunas de esas monedas y billetes que pueden tener un alto valor económico para los coleccionistas gracias a su rareza o estado de preservación. En estos casos, pueden tener mucho más valor que su cambio a euro establecido. Normalmente esa valía se la da el propio coleccionista y suele venir determinada por la cantidad de monedas de esa cantidad, año, diseño o estado de conservación. 

Algunas monedas de 100 pesetas, que equivaldrían a 60 céntimos de euro, pueden llegar a costar en el mercado numismático unos 45 euros. Pero la cifra que pagarían algunos coleccionistas por una de estas piezas va mucho más allá, hasta los 20.000 euros por una moneda de 5 pesetas de 1949 (una de las más raras), lo que serían 3 céntimos de euro. 

¿Cuántas pesetas han quedado por canjear a euros?

Desde que finalizó el plazo para hacer el cambio en 2021, han quedado pesetas sin canjear por valor de nada menos que 1.575 millones de euros. Un 3,2% del valor de todas las monedas y billetes que había en circulación cuando cambiamos al euro. 

Esto quiere decir que hay muchas piezas de las antiguas pesetas. Y ¿a qué se debe? Puede que a despistes u olvidos principalmente, a coleccionismo o a que algunas de esas pesetas estén fuera del país como recuerdo de personas que visitaron España. 

De las pesetas a los euros: recapitulando

Sin duda, la peseta ha sufrido numerosos cambios a lo largo de la historia. Hemos vivido un cambio de moneda y la unificación de una moneda única para casi todo el espacio europeo. Un cambio sin precedentes en la historia del viejo continente. Más recientemente, hemos visto como las tarjetas de crédito han ganado casi todo el espacio a la moneda y el billete físico. Es más, las tarjetas como tal ya no son imprescindibles si podemos pagar con nuestro teléfono móvil. Y cómo no, las nuevas formas de pago en línea o el famoso bitcoin, toda una revolución en la historia de la moneda como la conocemos. 

Está claro, las pesetas han cambiado completamente su valor desde que ya no son canjeables por euros. Eso sí, con los años, algunas monedas y billetes pueden multiplicar con creces su valor real para coleccionistas y convertirse en verdaderos tesoros. Y es que la ya desaparecida peseta cuenta la historia de más de 130 años de cambios políticos y sociales en nuestro país.

Temas relacionados