Mujer con miedo
La ruta de tu vida

Los mayores miedos de una persona, ¿sabes cuáles son?

Enero 23, 2024 6 min 83 veces compartido

El miedo es una emoción innata en los seres humanos. Todos, en algún momento de nuestra vida, sentimos o sentiremos miedo. Al fin y al cabo, es una reacción biológica y, aunque el miedo sea necesario para la supervivencia, produce un sentimiento de angustia y alteración que puede llegar a condicionar la vida de muchas personas. Ser conscientes que el problema nace en nuestro interior es la clave para ver que la solución también la tenemos nosotros. 

Rosa Sabaté, psicóloga y gestora emocional, explica que “no es lo que te sucede en la vida, sino cómo lo vives, lo que hará que los miedos te paralicen o te impulsen a superarte”. En este post, veremos los tipos de miedos por los que puede verse afectada cualquier persona y sobre todo, cómo afrontarlos. ¡Sigue leyendo!

Tipos de miedos

En la mayoría de los casos, lo que verdaderamente produce temor es el miedo al miedo, no el miedo en sí mismo. Si identificamos la causa de nuestros temores y logramos entender de dónde vienen, podremos controlarlos y afrontarlos. Así lo afirma el doctor en psicología Karl Albrecht cuando explica que “el miedo al miedo probablemente causa más problemas en nuestras vidas que el miedo en sí mismo”. Albrecht recoge los cinco miedos básicos que todos los seres humanos compartimos y de los que nacen el resto de temores. ¡Te los contamos!

  1. Miedo a la muerte

Uno de los medios más comunes, y consecuencia directa de nuestro instinto de supervivencia. Sentimos miedo si nos encontramos ante una situación que pone en peligro nuestra existencia. Por ello, del miedo a la muerte se derivan otros muchos temores como el miedo a las alturas, a volar, a la oscuridad o al dolor. El principal consejo de los profesionales para superarlo es tratar de aceptar la idea, controlar ese temor y aprovecharlo para disfrutar al máximo cada momento.

  1. Pérdida de autonomía

Este tipo de miedo está muy vinculado a la claustrofobia, que no se limita a tener miedo a espacios cerrados. Se trata del temor a ser inmovilizados, paralizados, encarcelados o controlados por circunstancias que están fuera de nuestro alcance. Matthew Longo, profesor de neurociencia cognitiva, explica que una de las causas de esta fobia es la intromisión en lo que se conoce como “espacio personal”, que varía de tamaño según la persona.

  1. Soledad

Uno de los mayores miedos de una persona es el miedo al abandono, al rechazo o a sentirse despreciado. Algunas de las reacciones a este miedo son la envidia y los celos, que pueden aparecer ante el temor que alguien nos abandone por otra persona. Pero, ¿cómo perder este miedo? Viendo que la soledad puede ser una gran aliada. Los expertos aconsejan aprovechar los momentos que pasemos a solas para meditar y reflexionar sobre quién somos. La clave es entender que no es lo mismo estar solo que sentirse solo.

  1. Miedo a la mutilación

Es el temor a perder o dañar alguna de las partes de nuestro cuerpo. Según Karl Albrecht, se resume en la idea de “tener límites en la movilidad de nuestro cuerpo o perder la integridad de cualquier órgano o función natural”. Este es uno de los tipos de miedos relacionados con nuestra supervivencia y si bien es necesario no obsesionarse, es un temor que nos protege.

  1. Daños y perjuicios al ego

Es el miedo a pasar vergüenza o a sentirnos humillados. De él se desprenden miedos como el de hablar en público, porque nos exponemos a cometer errores que muchas personas relacionan con hacer el ridículo. Hay muchos especialistas en vencer el miedo a la vergüenza, y la mayoría coinciden en ver los beneficios de este temor: el punto justo nos ayudará a calibrar nuestras relaciones sociales y nuestra actitud en público. 

Sin duda, la mejor arma es la confianza en nosotros mismos y desprendernos de la idea de que somos lo que pensamos, pues, “cuando alguien demuestra que estamos equivocados o no tenemos razón en algo, sentimos que nos quitan nuestra propia existencia”, tal como expone Amaya Terrón, psicóloga y coach.

Lista de miedos más comunes

En términos de psicología, el miedo es una emoción que perturba tanto la percepción como el pensamiento frente a situaciones o elementos específicos. Si bien es una experiencia común en las personas, existen dos tipos de miedos: los que cumplen una función de protección frente a situaciones amenazantes y los miedos disfuncionales, aquellos que dificultan tu día a día provocando angustias injustificadas y excesivas. 

Además de los que ya hemos visto, veamos una lista de los miedos más comunes en las personas:

  • Aracnofobia: Conocido como el miedo a las arañas. Con síntomas como evitación, ansiedad, sudoración y taquicardias.
  • Apifobia: Temor a las abejas y las avispas con síntomas muy similares a la aracnofobia.
  • Ornitofobia: Miedo a los pájaros, desencadenando ansiedad y evitación.
  • Zoofobia: Engloba los miedos más comunes a los animales, como la cinofobia (perros) y la ailurofobia (gatos).
  • Entomofobia: Miedo a insectos. Incluye apifobia (abejas) y mirmecofobia (hormigas).
  • Agorafobia: Miedo a espacios abiertos o cerrados, acompañado de ansiedad y evitación.
  • Hematofobia: Miedo a la sangre y heridas, con síntomas físicos y evitación.
  • Brontofobia: Temor a tormentas y rayos, interfiriendo en la vida diaria.
  • Escotofobia: Temor a la oscuridad, especialmente común en la infancia.
  • Hidrofobia: Miedo al agua, relacionado con el temor a ahogarse.
  • Aerofobia: Miedo a volar en aviones, con temor a accidentes y ataques de pánico.
  • Acrofobia: Miedo a las alturas, causando malestar y evitación.
  • Carcinofobia: Temor a padecer cáncer, con ansiedad ante pruebas médicas.
  • Tanatofobia: Miedo a la muerte y objetos funerarios.
  • Glosofobia: Miedo a hablar en público, común entre adultos y estudiantes.
  • Amaxofobia: Miedo a conducir, incluso anticipado, con temor a accidentes.
  • Tripofobia: Temor a patrones de agujeros o figuras geométricas.
  • Harpaxofobia: Miedo a los ladrones y a ser agredido violentamente.
  • Coulrofobia: Miedo a los payasos, con síntomas de ansiedad y temor intenso.

Los mayores miedos de una persona: recapitulando

El paso más importante para superar estos tipos de miedos es entender que no podemos prescindir de ellos. Saber convivir con nuestras vulnerabilidades nos hará más fuertes ante los retos que nos vamos encontrando por el camino. Merece la pena no olvidar una frase que a veces damos por sentada: “el poder está en la mente”.

Simuladores y calculadoras

Calcula tu próxima etapa con Ruta67

Si te planteas cuánto podrías ahorrar con tus ingresos o qué plan de pensiones encaja contigo, incluso si buscas visualizar tu futuro, te lo ponemos fácil con nuestros simuladores y calculadoras que te ayudarán a afrontar tu próxima etapa con Ruta67.