Animales Inmortales
La ruta de tu vida

¿Sabías que existen animales inmortales? Descubre cómo han vencido al paso del tiempo 

Julio 1, 2024 8 min 2 veces compartido

Unos arqueólogos encontraron el elixir de la inmortalidad en una tumba en China. En 2018 el grupo de especialistas que se encontraba trabajando en una tumba que perteneció a un hombre de la Dinastía Han, encontró lo que parecía una botella de vino, pero que al analizarlo, se dieron cuenta de que no era alcohol sino otra sustancia, una especie de poción para alargar la vida que contenía nitrato de potasio, alunite y otros químicos. Un intento de elixir de la inmortalidad que se menciona en cientos de manuscritos antiguos de la cultura china. 

Desde las primeras civilizaciones y hasta la edad moderna, la inmortalidad ha sido ansiada por los hombres y el deseo de alcanzarla se refleja incluso en la religión y las corrientes filosóficas, donde la vida eterna adquiere significado y protagonismo para sus seguidores y fieles. Y tanto es así, que no sólo se ha experimentado para conseguir el elixir de la eternidad, sino que se ha llevado a la gran pantalla en forma de leyendas y mitos. 

Sin embargo, no hay nada todavía que haya hecho que el humano viva para siempre, salvo la medicina y la ciencia, que han logrado aumentar la esperanza de vida de la población gracias a increíbles avances contra las enfermedades. No podemos luchar contra el paso del tiempo, pero los animales sí: hay una lista de animales que son inmortales y estas extrañas criaturas no “mueren de viejas”. ¿Quieres saber cómo han vencido al paso del tiempo? Sigue leyendo este artículo. 

Los animales inmortales que han vencido al envejecimiento 

Existen ciertas especies de animales y seres vivos que por su propia anatomía y naturaleza no envejecen. La clave está en sus capacidades regenerativas que logran vencer el deterioro celular y de sus organismos. Es decir, pueden morir a causa de una enfermedad, una infección o herida o por la propia cadena alimentaria, pero no morirán de viejos. 

Los científicos y biólogos les han estudiado con fascinación hasta llegar a esta conclusión: no existe el elixir de la vida eterna, ya que estos animales inmortales, lo son por su propia disposición biológica y natural, no hay más secreto. ¡Te lo contamos al detalle! 

1. El ADN de la langosta 

Las langostas son un animal inmortal, no dejan de crecer y crecer hasta que mueren por no soportar su propio peso, el peso de su cáscara o caparazón, de hecho, algunas mueren antes por puro agotamiento, las langostas no tienen piel sino exoesqueleto, y cuanto más grande, más difícil es de mudar. Cuando una langosta moderadamente grande sufre una herida grave, acaba muriendo, al no poder cambiar su exoesqueleto a tiempo.

¿Cómo logran vivir durante tanto tiempo? Porque tienen una gran concentración de telomerasa, con la que mantiene su ADN intacto durante toda su vida. Lo habitual es que las células de los organismos vivos vayan deteriorándose, ya que al estar en constante división se degradan. Esa degradación tiene lugar en los telómeros, es decir, en los extremos de los cromosomas, donde se condensa el ADN en las células. Cada división celular supone acortar el proceso hasta que las células no pueden reproducirse, con lo que no hay regeneración. Las langostas no experimentan este proceso llamado senescencia, y de ahí que puedan rozar la inmortalidad. 

2. La medusa que puede reiniciar su propio organismo 

Biológicamente este animal puede vivir para siempre, por ahora es una de las especies que pueden revertir su ciclo vital, o más bien, reiniciarlo. La llamada turritopsis dohrnii puede reconstruir sus células y hacerlas retroceder a su fase más temprana en apenas 3 días. Es decir, si sufre una herida, puede curarse ella misma. ¿Imagina poder rebobinar tu propio organismo? Es probablemente el caso más llamativo de un ser vivo que puede revertir su envejecimiento y el proceso que siguen sus células todavía es desconocido para los científicos. No queda aquí la cosa; cuando la medusa vuelve a una etapa anterior, también crea más organismos con el mismo código genético, así que, al rejuvenecer también se clona a sí misma.

3. Tortuga, una especie milenaria y muy longeva  

Según explican los expertos, las tortugas podrían vivir eternamente. De hecho, hay una tortuga en las Seychelles que es la más longeva del mundo, ha llegado a los 192 años y se llama Jonathan. Lo que ocurre con las tortugas es que se enfrentan a muchos depredadores y a la presencia del ser humano en sus ecosistemas, por ello, su vida se acorta. Pero las tortugas, tanto terrestres como marinas, se encuentran entre las más longevas de los vertebrados, con un promedio de más de 100 años de vida, sobre todo las Galápagos. 

Los científicos creen que las tortugas Galápagos migraron desde América del Sur al archipiélago hace dos o tres millones de años, son un animal milenario, aunque de las 13 especies diferentes, hay dos que se han extinguido. 

4. La hidra o el gusano planaria  

El gusano planaria y la hidra son organismos que pueden regenerarse. La hidra es un invertebrado de agua dulce con un cuerpo en forma de tubo y con tentáculos alrededor de la boca. Utiliza estos tentáculos para picar a sus presas.

De hecho, las hidras fueron uno de los primeros organismos examinados a través de un microscopio, y las primeras investigaciones sobre sus capacidades regenerativas marcaron el inicio de una nueva era en el campo de la biología. 

Tanto las plenarias como las hidras son capaces de recomponer partes de su cuerpo y la clave para entender su comportamiento biológico está en sus células madres: pueden regenerarse indefinidamente. Los científicos que observaron grupos de hidras durante años no pudieron detectar ningún signo de envejecimiento en ellas.

Por su parte, la planaria es un tipo de gusano platelminto que se encuentra en todo el mundo y tiene una capacidad ilimitada de regenerar células madre. Hay dos tipos de planarias: unos se reproducen sexualmente y otros asexualmente al dividirse en dos. Los científicos de la Universidad de Nottingham estudiaron ambos tipos y descubrieron que los asexuales pueden ser capaces de «rejuvenecer» su ADN.

Las planarias tienen mayores cantidades de una enzima que protege sus células del envejecimiento y pueden reponer reservas cuando se reproducen, lo que ha llevado a los científicos a creer que pueden ser inmortales.

5. Ballena boreal, el mamífero más longevo 

La ballena de Groenlandia o boreal, es un cetáceo que vive 200 años y envejece sin sufrir cáncer ni enfermedades degenerativas; la secuenciación de su genoma ha dado las claves sobre el envejecimiento celular a los científicos. 

Esta especie estuvo en peligro por la caza furtiva, pero con la prohibición de esta práctica se pudo salvar e investigar su naturaleza biológica. Lograron descubrir que las células de estos cetáceos tienen un ritmo metabólico menor al de otros mamíferos, en el caso de la ballena boreal, hay cambio en uno de sus genes que interviene en la termorregulación, por lo que afectaría a esas diferencias en el metabolismo. 

Además, descubrieron que estos animales podrían reparar el ADN y regular el ciclo celular con lo que evitan los daños en el ADN a lo largo del tiempo, por lo que desarrollan una resistencia a las enfermedades relacionadas con el envejecimiento o la edad, como el cáncer. 

6. Los superpoderes de lo tardígrados 

Los tardígrados, también conocidos por osos de agua, pueden sobrevivir 10 años sin beber nada de agua, soportar presiones atmosféricas increíbles, sobrevivir a temperaturas de -200 grados o hasta de 150 grados. Son capaces de sobrevivir mucho más tiempo si entran en un estado llamado criptobiosis, que se activa cuando las condiciones ambientales son inusuales para ellos, así que esta capacidad les permite vivir sin agua y en condiciones extremas. 

En 2016 científicos del Instituto Nacional de Investigación Polar de Japón lograron reanimar a un tardígrado que había permanecido congelado durante más de 30 años, y que llegó incluso a reproducirse. Son un ser vivo fascinante. 

La almeja de 500 años y otros animales inmortales

Una almeja de Islandia llegó a los 507 años y podría haber seguido con vida de no ser por los científicos que la recolectaron. En Alaska encontraron una ballena boreal del siglo XIX, tenía un arpón clavado y no pudieron salvarla, después de vivir dos siglos. Las mariposas monarca se reproducen en su versión más longeva para poder migrar desde Canadá hasta México. El mundo está lleno de especies fascinantes que pueden combatir el paso del tiempo pero contra lo que nunca podrán luchar es contra el hombre. Puede que nosotros seamos su peor enemigo e incluso, el nuestro también. El único elixir contra el envejecimiento, hasta que la ciencia avance, está en nosotros mismos y en las decisiones que tomamos cada día en actitud, hábitos y alimentación. 

Simuladores y calculadoras

Calcula tu próxima etapa con Ruta67

Si te planteas cuánto podrías ahorrar con tus ingresos o qué plan de pensiones encaja contigo, incluso si buscas visualizar tu futuro, te lo ponemos fácil con nuestros simuladores y calculadoras que te ayudarán a afrontar tu próxima etapa con Ruta67.