aprovecha la recta final del año para ahorrar en la renta de 2022 aportando a tu plan de pensiones
Reduce tus impuestos

Aprovecha la recta final del año para ahorrar en la renta 2022 aportando a tu plan de pensiones

Diciembre 19, 2022 6 min

Aunque en plenas fiestas navideñas, con toda la planificación que conllevan y todo el tiempo que nos quitan, sea algo complicado pensar en la declaración de la renta, debes saber que la recta final de año puede ser un momento perfecto para tomar decisiones que nos ayuden a ahorrar en la factura del IRPF del ejercicio 2022.

Expertos fiscales y técnicos del Ministerio de Hacienda aconsejan exprimir estas últimas semanas del año para ahorrar en la declaración de la renta antes de que acabe el año fiscal. Las opciones para aprovecharse de este ahorro son diversas, como realizar aportaciones a planes de pensiones, hacer donaciones a ONG o invertir en nuevas empresas. ¿Por qué te pueden ayudar las aportaciones a un plan de pensiones para ahorrar en la renta? ¿Cómo aprovechar fiscalmente estas últimas semanas del año? Te lo contamos todo en este post. ¡Sigue leyendo!

Aportaciones a un plan de pensiones individual para ahorrar en la renta 2022

Contar con un plan de pensiones conlleva ciertas ventajas fiscales: las aportaciones a estos planes reducen el tipo marginal del IRPF. Cuanto más se aporta, más se reduce la base imponible y, por tanto, más podemos desgravarnos en la declaración de la renta. Los últimos días del año son el momento perfecto para incrementar estas aportaciones al plan de pensiones individual hasta el límite máximo de aportación. 

En los últimos años, las aportaciones máximas a planes de pensiones individuales han bajado hasta los 1.500 euros y, en julio de 2022, entró en vigor un nuevo límite de reducción en la base imponible por aportaciones y contribuciones a sistemas de previsión social. El límite se fija en la menor de estas cantidades:

  • El 30% de la suma de los rendimientos netos del trabajo y de actividades económicas percibidos individualmente en el ejercicio.
  • Los 1.500 euros anuales.

Estas aportaciones máximas a los planes de pensiones individuales se han rebajado para incentivar las aportaciones a los planes de pensiones de empleo. 

Aportaciones a un plan de empresa para ahorrar en la renta

Ahora bien, en el caso de los planes de pensiones empresariales, existe la posibilidad de incrementar estas aportaciones hasta los 8.500 euros. En estos planes, las aportaciones provienen de contribuciones empresariales o del propio trabajador.

El límite de los 8.500 euros se aplica siempre y cuando estas aportaciones estén por debajo del resultado de aplicar a la contribución los siguientes coeficientes:

  • Para una contribución anual igual o inferior a los 500 euros, se aplica un coeficiente de 2,5.
  • Para una contribución anual entre 500,01 y 1.000, se aplica un coeficiente de 2.
  • Para una contribución anual entre 1.000,01 y 1.500, se aplica un coeficiente de 1,5.
  • Para una contribución anual superior a los 1.500 euros, se aplica un coeficiente de 1.

Además, las cantidades aportadas por la empresa pero que sean decisión del trabajador contarán como aportaciones del trabajador. Al igual que en el caso de los planes individuales, cuanto más se aporta, más podemos desgravarnos a la hora de hacer la declaración, por lo que este último tramo de año es idóneo para incrementar las aportaciones al máximo.

Eso sí, es importante recalcar que el límite de aportación conjunto a planes de pensiones (individuales y de empleo) se sigue manteniendo en los 10.000 euros.

Vamos a ver todo esto mejor con un ejemplo. Para saber cuánto te puedes desgravar por tus aportaciones a un plan de pensiones, debes tener en cuenta tus ingresos anuales. En función de lo que cobres al año, se te aplicará un porcentaje de retención u otro.

  • Ingresos hasta los 12.450 euros: se aplica un porcentaje del 19%.
  • Ingresos de 12.450 a 20.200 euros: se aplica un porcentaje del 24%.
  • Ingresos de 20.200 a 35.200 euros: se aplica un porcentaje del 30%.
  • Ingresos de 35.200 a 60.000 euros: se aplica un porcentaje del 37%.
  • Ingresos de 360.000 a 300.000 euros: se aplica un porcentaje del 45%.
  • Ingresos de más de 300.000 euros: se aplica un porcentaje del 47%.

Supongamos que los rendimientos que tenemos declarados a Hacienda son de 15.000 euros al año. Se nos aplica un porcentaje del 24%. Si hemos aportado 3.000 euros a un plan de pensiones a lo largo del año, hay que multiplicar 3.000 x 0,24. 

El resultado de esta operación (en este caso, 720) será lo que nos podremos desgravar en la declaración por nuestro plan de pensiones.

Otras recomendaciones de ahorro para la renta 2022

Deducciones por compra de vivienda antes de 2013 

Si compraste tu vivienda habitual antes de 2013 todavía puedes beneficiarte de deducciones de hasta el 15% de los pagos por intereses y amortización del préstamo hasta un máximo de 9.046 euros o, lo que es lo mismo, una devolución de 1.356 euros.

Donaciones a entidades sin ánimo de lucro

Es posible deducirse el 80% para los primeros 150 euros y el 35% para el importe restante de las donaciones a entidades sin ánimo de lucro, sindicatos y colegios profesionales.

Deducciones por obras de mejora de eficiencia energética

Además de la rebaja en la factura del IRPF, el aumento del precio de la luz y el gas es un tema que hay que abordar si queremos ahorrar a largo plazo. En este sentido, es un buen momento para plantearnos realizar obras de eficiencia energética en nuestra vivienda. Importante: para beneficiarse en la declaración de la renta del ejercicio 2022, el certificado de eficiencia energética de las obras debe emitirse antes del 31 de diciembre de este año. 

Inversión en empresas de reciente creación

La inversión en empresas de nueva o reciente creación puede deducirse en el IRPF en un 30% hasta un máximo de 60.000 euros. 

Adelantar operaciones de 2023 

Para 2023, los presupuestos generales elevarán la tributación de las rentas del ahorro a partir de los 200.000 euros. Para evitar esa subida, en la medida de lo posible, es recomendable adelantar a estas últimas semanas del año ventas, donaciones, cobros de dividendos y otras operaciones que vayan a generar ganancias superiores a esa cuantía.

Recapitulando

Realizar más aportaciones a nuestro plan de pensiones, ya sea individual o de empresa, hacer donaciones a entidades sin ánimo de lucro, invertir en nuevas empresas, poner en marcha obras de eficiencia energética en nuestra vivienda o adelantar operaciones que vayan a generar más de 200.000 euros. En definitiva, estas últimas semanas del año se pueden aprovechar para realizar acciones que rebajen nuestra factura del IRPF en la declaración de la renta para el ejercicio 2022. ¿Preparado?

Temas relacionados